El trabajo de los juzgados hipotecarios se ha incrementado de un año a otro un 80% por el impago de los créditos

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, aseguró hoy que de un año a otro el trabajo de los dos juzgados hipotecarios que hay en Madrid ha aumentado un 80 por ciento debido al incremento de los impagos de las hipotecas, motivadas a su vez por la situación de crisis económica actual que atraviesa el país.

En rueda de prensa posterior a una reunión que mantuvo con el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, el juez decano indicó que estos dos juzgados hipotecarios generan anualmente seis millones de euros que gestionan los propios juzgados y que, sin embargo, luego ellos no ven nada porque todo pasa a las arcas del Tesoro Público.

En este sentido, señaló que la carga de trabajo de Madrid se ha visto acrecentada por la crisis económica "que tiene su incidencia directa en los juzgados madrileños", no sólo a consecuencia de los problemas económicos que puedan existir en la Comunidad de Madrid sino porque "prácticamente el 60 por ciento de asuntos de la jurisdicción civil que son tramitados y resueltos por los jueces madrileños acontece fuera del territorio de la región".

"Estamos extraordinariamente penalizados en el Partido Judicial de Madrid por las leyes procesales", subrayó González Armengol, quien explicó que esta situación está ocasionando que la mayoría de pleitos se tramiten por los órganos judiciales madrileños. "Ante esta situación, ha habido un incremento extraordinario de la carga de trabajo, y hay un consenso de solicitar una ampliación de plantilla", apostilló.

De ahí que en el encuentro de esta mañana, el juez decano haya solicitado a la Comunidad de Madrid la presencia de 30 jueces más para el año que viene que se puedan repartir en los juzgados civiles, mercantiles, y de lo penal "donde se ha producido un cuello de botella importante", insistió.

Así, destacó que en materia penal, por ejemplo, los delitos relativos a la seguridad vial han ocasionado un incremento "sustancial" del número de detenidos. De hecho, la media actual de detenidos que tienen los calabozos madrileños son de 90 diarios, aseveró.

En cuanto a los asuntos de Seguridad Vial, explicó que todas las actuaciones y la resolución de problemas se hacen en un plazo máximo de 48 horas a través de las actuaciones de los juzgados de guardia, y que pese a que hay seis juzgados de guardia, es necesario uno dedicado a esta materia concreto porque "el número de juicios rápidos se ha incrementado de forma importante".

De hecho, señaló que, prácticamente, un 30 por ciento de los juicios rápidos están vinculados al tema de la Seguridad Vial, "por eso, sería importantísimo que cuanto antes se pusiera en funcionamiento un nuevo juzgado de guardia que se dedique exclusivamente a esto", sentenció.