En noviembre, juicio por un accidente ferroviario en Villada (Palencia)

  • Palencia, 30 may (EFE).- El Juzgado de lo Penal de Palencia ha señalado para el mes de noviembre próximo el juicio por el accidente ferroviario ocurrido en 2006 en Villada (Palencia), en el que murieron siete personas y más de cien sufrió lesiones, por lo que el fiscal pide que el maquinista sea condenado a dos años y seis meses de prisión.

En noviembre, juicio por un accidente ferroviario en Villada (Palencia)

En noviembre, juicio por un accidente ferroviario en Villada (Palencia)

Palencia, 30 may (EFE).- El Juzgado de lo Penal de Palencia ha señalado para el mes de noviembre próximo el juicio por el accidente ferroviario ocurrido en 2006 en Villada (Palencia), en el que murieron siete personas y más de cien sufrió lesiones, por lo que el fiscal pide que el maquinista sea condenado a dos años y seis meses de prisión.

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la magistrada del Juzgado de lo Penal ha señalado la vista oral entre los días 9 y 13 de noviembre, que tendrá lugar en la sala de vistas de la Audiencia Provincial, la de mayor espacio, y en las que habrá un único procesado, el maquinista del convoy J.L.P.G., que está acusado de siete delitos de homicidio imprudente causados por imprudencia grave profesional, además de 95 delitos de lesiones imprudentes.

La juez que firma el auto especifica incluso que en la primera jornada del juicio se tomará declaración al acusado y comparecerán los testigos propuestos por el Ministerio Fiscal.

Entre los días 11 y 12 siguiente declararán en la Sala los testigos propuestos por la acusación particular y la defensa. Asimismo, el día 12 ha sido designado para la presentación de las pruebas periciales y el último, el 13 de noviembre, para la lectura de las conclusiones finales.

El maquinista del tren 280, que cubría la línea La Coruña-Vigo con destino Hendaya-Irún el día 21 de agosto de 2006en que ocurrió el accidentei, con 426 viajeros, considera, según el escrito de defensa remitido al Juzgado número 3, que estuvo a cargo de las diligencias, que no cometió delito alguno por lo que ha proclamado su inocencia, aunque alternativamente y "a efectos dialécticos" asumiría siete faltas por homicidio imprudente y 84 faltas de lesiones imprudentes.

De hecho, asumiría la pena de multa de mes y medio a razón de una cuota de 3 euros diarios. En un escrito de nueve folios, al que tuvo acceso EFE, el operador J.L.P.G., natural de León, sigue manteniendo que supuestamente existieron "errores y contradicciones en el sistema de señalización".

De hecho, reitera que existen dudas razonables sobre el funcionamiento del sistema.

Por su parte, el fiscal ha solicitado una pena de dos años y seis meses de prisión para el maquinista como supuesto responsable de siete delitos de homicidio imprudente causados por imprudencia grave profesional, además de 95 delitos de lesiones imprudentes, como consecuencia del accidente ferroviario.

Además, ha pedido para el maquinista inhabilitación para ejercer su profesión durante cuatro años y medio.

En el apartado de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal ha solicitado para el acusado indemnizaciones, por daños y secuelas, que superan la cantidad de 1.642.000 euros, ya que el número de perjudicados supera el centenar.

El maquinista ha impugnado los informes técnicos realizados por Renfe, ADIF y la Guardia Civil al argumentar que los tres contravienen la Directiva Comunitaria 49/2004, que indica que la estructura jurídica, organizativa y decisoria de un organismo que investiga un siniestro debe ser independiente.

Asimismo, la entidad Renfe Operadora presentó en el Juzgado su escrito de defensa y afirma que los hechos "no son constitutivos de delito alguno", en tanto no queden acreditados "meridianamente los distintos factores que pudieron dar lugar al accidente y la intervención culposa, con trascendencia penal del acusado".