Erro destaca en Japón la oportunidad de este destino para nuestras bodegas dado el aumento del consumo de la gastronomía

LOGROÑO, 22 (EUROPA PRESS)

El consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, destacó la oportunidad que supone para nuestras bodegas invertir en Japón por el aumento del consumo en este país de la gastronomía española, en la reunión que mantuvo con el director de la Oficina Comercial de la Embajada Española, Alfonso Carbajo y representantes de las bodegas riojanas que se encuentran en este país hasta el próximo día 24 de abril, con el objetivo de aumentar las exportaciones del vino DOCa Rioja.

Este viaje, se enmarca dentro del Plan Exporta País, una nueva iniciativa puesta en marcha por el Gobierno riojano para impulsar la internacionalización en las empresas riojanas y abrirles mercados que ofrezcan grandes posibilidades como, México, EEUU, Bélgica, Alemania o, como en este caso, Japón.

Durante la reunión, se explicó a las empresas el estado del mercado japonés, las perspectivas y las posibilidades de éxito de las empresas de vino en este mercado. La principal conclusión que se extrajo fue que el consumo de vino español está incrementando considerablemente respecto al de otras procedencias, entre otros motivos por la buena imagen de la cocina española que está provocando que se abran muchos bares y restaurantes de estilo español. Por otra parte, el yen se mantiene fuerte sobre el euro, lo que facilita la importación.

Por todo ello, el consejero de Industria, Innovación y Empleo, afirmó que "es un buen momento para aumentar nuestra presencia en Japón, por lo que el Gobierno de La Rioja, a través de la ADER, seguirá colaborando para apoyar a las empresas a acceder a este mercado que es la segunda potencia mundial".

Por otra parte, Javier Erro mantuvo dos entrevistas institucionales, la primera con el Vicepresidente Ejecutivo de JETRO (Japan External Trade Organization-Instituto Japonés de Exportación), Masaka Takeda, y la segunda con el embajador español en Japón, Miguel Ángel Carriedo; ambas con el objetivo de dar a conocer La Rioja en Japón y mostrarles nuestra disposición a trabajar este mercado.

Concretamente en su reunión en el Instituto Japonés de Exportación, Erro expuso brevemente la composición de la industria riojana y nuestro interés por aumentar la presencia de los productos de La Rioja en el mercado japonés. En la reunión se abordó también el desarrollo de la industria tecnológica y, en concreto, ambos comentaron las iniciativas en materia de nanotecnología que se estaban llevando a cabo en Japón y en La Rioja. En esta área acordaron establecer un flujo de información a través de la sede de Jetro en Madrid con el objeto de ampliar sus campos de trabajo e incluso ir sentando las bases para la realización de algún proyecto futuro entre este país y nuestra región.

Por otra parte, tanto el embajador como el responsable de la oficina comercial de España en Japón, con quien el Consejero de Industria del Gobierno de La Rioja mantuvo sendos encuentros, coincidieron en apoyar la expansión del Vino de Rioja en el mercado nipón por gozar de ventajas cualitativas y de prestigio suficientes como para ser bien acogido y poder aumentar las exportaciones a este país.

VISITA A PUNTOS DE VENTA

Además de las visitas institucionales, las bodegas riojanas visitaron diferentes puntos de venta de vino para que pudieran comprobar de primera mano donde pueden ubicar su producto, además de ver quien es la competencia que ya vende en Japón y en qué precios se mueven.

Los puntos de venta que se visitaron fueron: Nissih Worl Delicatessen, una tienda de alimentación enfocada a clientela extranjera que ofrece amplia gama de productos de importación y japoneses de alta gama que además tiene una de las más amplias carteras de vino; Ito Yodado, una cadena de supermercados con 180 tiendas; Daimaru, una de los principales grandes almacenes de Japón que cuenta con un edificio especializado en alimentación; y por último, Enotecas en la zona Ginza, de alto nivel y como su nombre indica especializadas en vino.

Para finalizar la jornada tuvo lugar una cena entre las bodegas riojanas y los importadores japoneses en la que se degustó el vino de las bodegas participantes en este viaje. El objetivo era que nuestras bodegas pudieran mostrar su producto de una forma cordial a los importadores para lo cual estaban apoyadas por traductores.