Los estibadores anuncian huelga a partir del miércoles


  • La oposición critica que la reforma de la estiba no garantice mantener el empleo.

  • Los estibadores se quejan de que el Congreso sea como 'salsa rosa'. "Estamos decepcionados, se han tomado soluciones erróneas ante la falta de diálogo". 

La reforma de la estiba afronta este jueves su segundo examen en el Congreso

La reforma de la estiba afronta este jueves su segundo examen en el Congreso MADRID | EUROPA PRESS

Los estibadores anuncian huelga a partir del próximo miércoles. Los estibadores no están contentos con el resultado de la votación en la que se ha aprobado el decreto ley. Se quejan de que el Congreso sea como 'salsa rosa'

El coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM) Antolín Goya asegura que están decepcionados y se han tomado soluciones erróneas ante la falta de diálogo, "No hemos podido negociar, esta es una situación dictatorial". Ha sido la primera respuesta de los estibadores una vez que el Gobierno les ha filtrado el borrador de ley que se ha aprobado hoy. 

Goya anunció este jueves que los sindicatos de la estiba van a pedir a la patronal Anesco iniciar un proceso de diálogo para lograr la garantía de los puestos de trabajo, algo que, según su punto de vista, no permite el real decreto ley que ha sido convalidado por el Congreso de los Diputados. 

Los sindicatos mantienen la convocatoria de huelga pese a reconocer que el nuevo texto legislativo contempla avances con respecto al que fue rechazado.

“Todos estos avances pierden intensidad en la medida de que no está regulada la continuidad del empleo”, prosiguió.

El Ministerio de Fomento deja la subrogación de los estibadores que prestan servicio en las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (sagep) en manos de un acuerdo estatal o un convenio colectivo de igual ámbito que pacten las organizaciones sindicales y empresariales.

Goya ha asegurado que, a pesar de la convocatoria de la huelga, la mesa de diálogo con la patronal podrá estar rodeada de "la más absoluta normalidad, para ver si somos capaces, en ese espacio que se nos brinda a partir de este momento, con el real decreto-ley y el real decreto que lo desarrolla, buscar una solución al conflicto".

En su opinión, evidentemente, el hecho de que la negociación llegue a buen fin, no sólo dependerá de los sindicatos de estibadores, sino también de los intereses de la patronal y de que las empresas "estén en disposición de garantizar el empleo y la continuidad" a los trabajadores.

El Gobierno "nos aboca a un posible conflicto, cuyo único responsable es el real decreto-ley de reforma de la estiba que se ha llevado adelante sin ningún tipo de pacto ni con empresas ni con trabajadores", ha lamentado Goya.

Momentos tensos en el Congreso

El Congreso ha desalojado de sus tribunas a los estibadores que habían sido invitados por Unidos Podemos para seguir el debate sobre el decreto ley de reforma de la estiba.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, avisó de que serían desalojados si no se mantenían en silencio, pero cuando intervenía el portavoz del PP, Miguel Barrachina, han sido los propios trabajadores quienes se han levantado y han abandonado las tribunas entre protestas.

Víctor Díaz, abogado portavoz de los estibadores, ha explicado que el PP ha sido "un provocador" que se ha dirigido a los estibadores "y después se molesta porque le contesten". "Como es un provocador, los estibadores se han levantado y hemos salido", ha detallado.

Al abandonar el Congreso, los trabajadores fueron identificados por la Policía y después se han desplazado a la Puerta de los Leones para escenificar una nueva protesta, esta vez con diputados de Unidos Podemos y otros grupos.

La izquierda, con los estibadores

El debate del decreto ley ha tenido varias interrupciones y cruces de acusaciones entre las bancadas del PP y de Unidos Podemos, cuyos diputados, encabezados por Pablo Iglesias, aplaudían las protestas de los trabajadores.

La presidenta de la Cámara ha avisado de que examinará las actas del debate porque asegura haber oído "cuatro o cinco" expresiones que "van en contra del decoro de la Cámara y de sus señorías", que serán retiradas del Diario de Sesiones.

La mayor parte de la oposición, PSOE, Unidos Podemos, ERC y Compromís, entre otras formaciones, han criticado hoy que el nuevo Real Decreto Ley que reforma la estiba no garantice el mantenimiento del empleo, mientras que Ciudadanos, el PNV y el PDeCAT han incidido en que da seguridad jurídica.

Durante el debate de convalidación del real decreto que liberaliza la estiba, la mayoría de los grupos parlamentarios han valorado que el nuevo texto sea mejor que el anterior pero algunas formaciones lo ven insuficiente y han acusado al ministro de Fomento de no haber escuchado a patronal y sindicatos.

El diputado del PSOE Rafael Ramos ha insistido en que no se garantizan los puestos de trabajo de los estibadores, algo que era "imprescindible" para dar su apoyo, al tiempo que ha incidido en el deterioro que provocará en las condiciones de los puertos españoles.

Ha acusado al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de "no tener cintura política ni capacidad para negociar ni con los trabajadores ni con la patronal".

El diputado de En Comú Podem Félix Alonso ha criticado que el mediador haya elaborado un texto diferente al acuerdo llegado entre trabajadores y empresarios, y que el Gobierno no respete el pacto entre las partes.

"Lo que han hecho es trocar cromos con el PDeCAT y sólo querían ver los votos que les faltaban presionado hasta la extenuación", ha lamentado tras afirmar que el Gobierno quiere despedir "a más de 6.000 trabajadores en diferido".

El diputado de Ciudadanos Fernando Navarro ha incidido en que el nuevo Real Decreto Ley se enfoca en la mejora de la productividad, y ha señalado que permite no sólo cumplir con Europa sino que también recoge avances en la conservación de los puestos de trabajo y en la mejora de la competitividad de los puertos.

Ha argumentado la abstención en el anterior debate de convalidación porque carecía de consenso.

Desde el PNV, Íñigo Barandiaran ha defendido las nuevas modificaciones sobre los requisitos de capacitación de los trabajadores para la manipulación de mercancías, y ha destacado que si antes era necesario para evitar las sanciones ahora además se da viabilidad y seguridad a los puertos.

El diputado del PDeCAT Ferrán Bel ha argumentado la abstención de su formación por su compromiso con las instituciones europeas, ya que "no es de recibo que tres años después haya una sentencia por cumplir y otra por llegar".

Además, ha indicado la necesidad de generar seguridad jurídica en los puertos y en sus inversiones y ha añadido que el Real Decreto Ley mejorará las condiciones del mantenimiento del empleo con varias modificaciones en torno a la formación, a eliminar la subvención de contratos temporales a estibadores, y al mantenimiento de que los estibadores puedan manipular vehículos en los puertos.

El diputado de ERC Jordi Salvador ha valorado que el texto incorpore demandas históricas como la formación específica que evita el intrusismo profesional y que contemple que el convenio de puertos esté sobre el de las empresas, aunque ha dicho que votan en contra porque hay "flecos" por cerrar como la subrogación, que "se ha de blindar".

Marta Sorlí, de Compromís, ha argumentado que la convalidación de hoy "no es más que un mercadeo de votos" y ha afirmado que se van a destruir los derechos laborales.

Desde el grupo Mixto, el diputado de Foro Asturias Isidro Martínez Oblanca ha apoyado la convalidación porque un mercado único sirve para favorecer la libre circulación de las mercancías y se traduce en mejores puestos de trabajo, mientras el diputado de EH Bildu Oskar Matute ha afirmado que la liberalización de la estiba va a suponer un estado de semiesclavitud con la privatización de los puertos.