EUPV califica de "insostenible" la situación de Fabra y cree que su dimisión "debe darse de manera inmediata"

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

La coordinadora general de EUPV, Marga Sanz, calificó hoy de "insostenible" la situación del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, tras la petición de la juez del juzgado de instrucción número dos de Nules de pedir a las partes que se pronuncien sobre la apertura del juicio oral o el archivo de la causa abierta contra el también presidente del PP provincial, en el que ve indicios de delito por falsedad documental, y consideró que su dimisión "debe darse de manera inmediata".

Para Sanz, "la situación a la que ha llegado Fabra es ya insostenible y el PP está actuando con total impunidad manteniéndolo en su cargo". "Nos preguntamos en cuántos procesos judiciales más debe estar inmerso el presidente de la Diputación de Castellón para que finalmente deje su cargo porque parece que no importa si está acusado de falsificación documental o de un delito contra la Hacienda Pública, él continua en el poder como si nada".

Sanz señaló directamente a los dirigentes del PP como "los responsables de esta situación" porque, según dijo, parece que la Comunitat Valenciana "se ha convertido para el Partido Popular en un paraiso de impunidad donde los cargos implicados o imputados en procesos judiciales siguen en las instituciones como si no pasara nada".

La responsable de EUPV subrayó que otro ejemplo, además de Fabra, es "el 'caso Gürtel' que salpica ni más ni menos que al presidente del Consell", Francisco Camps. Sanz agregó que su formación ha exigido "en reiteradas ocasiones" la dimisión de Fabra "y consideramos que ahora, ante el auto de la juez, el presidente de la Diputación de Castellón se aproxima más a la culpabilidad que a la inocencia", manifestó.

"Su dimisión es urgente y extremadamente necesaria para recuperar la salud democrática que desde hace años vienen reclamandos los ciudadanos y ciudadanas", agregó. La coordinadora de EUPV además destacó que todos aquellos dirigentes del PP "que han apoyado y apoyan a Fabra, comenzando por el propio Camps y por Rajoy --quien llegó a asegurar que era un ciudadano ejemplar-- han hecho un ejercicio de suma chulería política, y no han velado por la limpieza democrática en las instituciones". Por ello, dijo, son "claros responsables de esta situación y deberán asumirlo con todas las consecuencias".