Ex presos etarras atascados en la nieve piden ayuda a la Guardia Civil

  • Se quedaron aislados tras una fiesta en una sidrería de Beruete, un pueblo de Navarra, donde habían quedado para pasar el día.

  • "El clima fue muy cordial", afirma Ignacio, el propietario del establecimiento.

La Guardia Civil rescató a los expresos de ETA.

La Guardia Civil rescató a los expresos de ETA.

Estaban de fiesta en las sidreríaBehetxonea, a dos kilómetros del casco urbano del pueblo de Beruete, en Navarra. Pero tuvieron un percance inesperado y algunos terminaron llamando a la Guardia Civil para que les ayudase. Ex presos de la banda terrorista ETA y sus familiares tuvieron que acudiral auxilio del Instituto Armadoen pleno temporal de nieve, el pasado sábado, para salir del lugar en el que se encontraban atascados.

Ignacio, propietario del establecimiento, comentó a lainformacion.com lo sucedido. "Nosotros abrimos el negocio dos o tres meses al año. Unas semanas atrás habían reservado sitio para ese día diversos grupos de personas. Eran como seis o siete cuadrillas. Había gente de todo tipo, y hasta un contingente de una despedida de solteros. Cuando los clientes quisieron marcharse, uno de los autobuses que tenía que venir a recogerlos tuvo un pequeño incidente y no se pudo acercar", afirma.

Según el relato del hombre, que desconocía que entre los clientes se encontraban ex presos etarras, el vehículo que tenía que pasar a recogerlos intentó esquivar a otro coche en la carretera y, antes las condiciones meteorológicas adversas, se fue a la cuneta. "Sus ruedas quedaron aprisionadas en la nieve", asegura.

Por eso, en torno a las 20.30 horas, cuando los clientes decidieron marcharse del establecimiento, comenzaron a impacientarse ya que la nieve caída durante el temporal del fin de semana le impedía al vehículo moverse del lugar. Su primera reacción fue llamar al 112 de Emergencias Navarra para solicitar ayuda de un remolque, como ha avanzado el portal Navarra.com.

Las fuentes consultadas explicaron que la respuesta que recibieron de Emergencias Navarra es que se encontraban desbordados y que la prioridad del servicio era despejar la red de carreteras principales.

Añadieron que, una vez solventada la situación, se ocuparían de las vías secundarias para lo que les mandarían un quitanieves cuando fuera posible, siempre según las mismas fuentes. Como alternativa, el grupo atascado decidió recurrir a la Policía Foral, que tomó nota de su situación, pero al mismo tiempo les advirtió de que el lugar en el que se hallaban es competencia de la Guardia Civil por lo que sería más rápido que pidiesen ayuda a esta institución.

Como tercera opción, el grupo decidió entonces marcar el 062 e informar de lo que les sucedía. La reacción de la Guardia Civil fue mandar dos patrullas a Beruete, que al llegar se encontraron al grupo desperdigado entre los autobuses, los alrededores de la zona y otros en el interior de la sidrería resguardándose del intenso frío que hacía en ese momento. "Algunos llamaron a la Guardia Civil, es verdad. Y cuando ellos vinieron, el clima entre todos fue siempre muy cordial", cuenta Ignacio, de la sidreríaBehetxonea.

La primera decisión de la Guardia Civil fue agruparlos a todos para evitar que ninguno de ellos se perdiese o se desorientase. Lo siguiente fue solicitar vehículos para llevarles a todos de vuelta a Pamplona. "Muchos se fueron caminando hacia el pueblo, que está a unos dos mil metros de nuestra sidrería. Otros fueron trasladados en coches. En Beruete les brindaron cobijo hasta que vino otro autobús a recogerlos", cuenta Ignacio.

Según han indicado fuentes de la Guardia Civil, fue en ese traslado cuando uno de los rescatados desveló a los agentes la condición de ex presos terroristas de varios de los miembros de la comitiva. "La respuesta de otro de los presentes allí fue 'Claro que sí, ¡viva la Guardia Civil!", relató uno de los agentes de la Benemérita.