Expertos defienden aplicar la Directiva Europea de Servicios para la reducción de obstáculos en el comercio

MÁLAGA, 7 (EUROPA PRESS)

Profesionales y expertos en Economía y Derecho defendieron hoy en Málaga la transposición de la Directiva Europea de Servicios, aprobada en diciembre de 2006, a la normativa de los estados miembros de la UE como herramienta para la reducción de obstáculos en el desarrollo del comercio interior.

El debate, que tuvo lugar en el transcurso de una conferencia celebrada en el marco del II Congreso Internacional de Comercio Urbano de 'Ágora', contó con la participación de la jefa de Unidad de Servicios de la Dirección General de Mercado Interior de la Comisión Europea, María Martín-Prat de Abreu; la profesora de Derecho Público de la Universidad de Valladolid Helena Villarejo, y el consultor de Economía Urbana y Urbanismo Comercial Marçal Tarragó.

Así, los asistentes abordaron la transposición de la Directiva Europea de Servicios de diciembre de 2006 en cuanto a su papel de herramienta para potenciar el libre comercio interior en los estados miembros de la UE.

Según precisó Martín-Prat, dicha directiva, cuya transposición total en los países comunitarios debe finalizarse antes de 2010, tiene como objetivos básicos reducir los obstáculos tanto en la prestación como en la adquisición de servicios, algo que pasa en primer lugar por simplificar los trámites administrativos.

De esta forma, y en palabras de Martín-Prat, la directiva europea nació con una vocación de servir como herramienta para imponer a los estados miembros la obligación de eliminar todas las trabas jurídicas y barreras administrativas injustificadas a la libertad de establecimiento y la libre prestación de servicios.

En este punto, todos los ponentes incidieron en la importancia del establecimiento de un régimen de autorizaciones que, precisamente, pasa por la eliminación de las mismas salvo en casos excepcionales en los que concurran razones de interés general y en base a criterios "claros y no discriminatorios".

A este respecto, Martín-Prat recalcó que "todo régimen previo es un obstáculo para la libertad de establecimiento", por lo que apostó por la idoneidad de implantar procedimientos que faciliten el control de la actividad una vez que esta se inicie.

No obstante, y pese a que la nueva directiva constituye "un paso más en la integración europea", según señaló la profesora Villarejo, todos los presentes destacaron la complejidad del proceso de transposición, que se prevé sea mayor en el caso de países como España o Alemania debido a sus dimensiones y a la descentralización de competencias de su estructura territorial.

A ello, añadieron la dificultad de establecer las técnicas reguladoras y los nuevos procedimientos administrativos asociados a la implementación de la directiva, que pasan, según destacaron, por un fuerte impulso de las nuevas tecnologías y el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos por la vía electrónica.

Además, y tal y como recalcaron, dicha directiva es horizontal, es decir, atañe al conjunto de todos los sectores de servicios a excepción de algunos como los financieros o las telecomunicaciones, lo que implica una adaptación de todas las normativas que regulan los diferentes sectores, aumentando la complejidad del proceso.

TRANSPOSICIÓN EN ESPAÑA

En lo que a España se refiere, Villarejo explicó que las administraciones públicas competentes ya están llevando a cabo el chequeo de las diferentes normativas que regulan la prestación de servicios para detectar los puntos en que la legislación vigente entra en conflicto con las pautas establecidas por la directiva.

En este sentido, insistió en que la adaptación del marco legal español a la directiva comunitaria pasa por el desarrollo de nuevas legislaciones que en la actualidad se encuentran en fase de proyecto o anteproyecto, como es el caso de la reforma de la Ley del Comercio, las leyes 'Paraguas' y 'Ómnibus' --específicas para dicha transposición-- o algunas iniciativas puntuales emprendidas por comunidades autónomas como Galicia, Aragón, Cataluña o Andalucía.

El II Congreso Internacional del Comercio Urbano, que se celebra en el marco del Foro de Comercio Urbano 'Ágora', abordará entre hoy y mañana otras cuestiones relacionadas con el desarrollo del comercio en los centros urbanos, como por ejemplo su vinculación con el turismo cultural o la creación de marca de ciudad.