Fabra recurre el auto de la juez de Nules en el que ve indicios de delito contra él por falsedad documental

CASTELLÓN, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ha presentado un recurso de nulidad, y subsidiario de reforma, contra el auto dictado por la titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Nules (Castellón) en el que hallaba contra él y otros imputados en esta causa indicios de delito de falsedad documental y pedía a las partes que se pronunciaran sobre la apertura del juicio oral o el archivo del procedimiento, según informaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) de la Comunitat Valenciana.

Asimismo, el TSJCV confirmó que se ha presentado otro recurso de reforma contra esta decisión por parte de la imputada Monserrat Vives, ex mujer del empresario Vicente Vilar, igualmente imputado en este procedimiento. El plazo para presentar recursos todavía permanece abierto.

En el auto, la juez halla indicios de delito de falsedad documental en el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, su ex esposa, María de los Desamparados Fernández; el empresario Vicente Vilar y la ex esposa de éste, Monserrat Vives, y demanda a las partes que se pronuncien sobre la apertura del juicio oral o el archivo de la causa.

En concreto, la jueza decidió dar traslado de las actuaciones relacionadas con un posible delito de falsedad documental en el 'caso Fabra' a la Fiscalía Anticorrupción y a los imputados para que formulen escrito de acusación o soliciten el sobreseimiento de la causa.

Así, la juez dictó un auto de transformación de las diligencias previas abiertas para investigar un posible delito de falsedad documental en procedimiento abreviado, del que podrían ser autores el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra; su esposa, María de los Desamparados Fernández; el empresario Vicente Vilar y la esposa de éste, Monserrat Vives. Además, la juez amplía la lista de presuntos autores a Manuel Martínez, Domingo Cadahia, Hami el Azouzi y Mohamed Chakir.

Esta decisión de la juez instructora implica que se da traslado de las actuaciones a la Fiscalía Anticorrupción y, posteriormente, a las personas imputadas, para que en el plazo de 10 días soliciten la apertura de juicio oral --y en este caso formulen escrito de acusación--, o soliciten el sobreseimiento de la causa. Asimismo, este mismo plazo serviría para solicitar, excepcionalmente, diligencias complementarias.

La causa abierta en el juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Nules se inició para investigar la supuesta falsificación de cuños, análisis químicos, sellos y firmas con el objetivo de obtener las autorizaciones necesarias para comercializar plaguicidas procedentes de una empresa asiática, según las mismas fuentes.