Fernández destaca el afán de las empresas asturianas por perfeccionar el grado de cumplimento de los compromisos ambientales

OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

La viceconsejera de Medio Ambiente del Principado, Belén Fernández, manifestó que las 27 instalaciones industriales asturianas sometidas al régimen de comercio de derechos de emisión mostraron hoy del afán por perfeccionar el grado de cumplimiento de los compromisos ambientales.

Fernández realizó estas manifestaciones durante un encuentro con los medios de comunicación tras mantener una reunión con las empresas sometidas al régimen de comercio de derechos de emisión en el hotel AC Forum de Oviedo.

La responsable regional destacó la "extraordinaria" respuesta del tejido empresarial asturiano a la convocatoria ya que "en las empresas saben que cumplir con los compromisos ambientales son una oportunidad para el desarrollo económico y para ganar en competitividad". "Es importante que en época de crisis las empresas del Principado no languidezcan y se sienten con la administración con el ánimo de avanzar y perfeccionar el grado de cumplimiento con las obligaciones".

Estas instalaciones pertenecen a sectores tan diversos y significativos para la economía regional como la generación eléctrica, la siderurgia, o la fabricación de cemento, vidrio o pasta de papel, entre otros, y son las causantes de más de un 70 por ciento de las emisiones de CO2 que se emiten a la atmósfera.

El vigente Plan Nacional de Asignación 2008-2012 de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, entró en vigor en enero de 2008 y recientemente se ha finalizado el proceso de validación de las emisiones del primer periodo, cuyo balance ha sido "positivo" en términos de reducción de emisiones respecto a la asignación global para empresas asturianas, comentó la viceconsejera.

PLAN 2008-2012

Fernández señaló que el Plan 2008-2012 supone una reducción anual de 16 por ciento a la asignación del plan anterior y un 20 por ciento respecto a las emisiones producidas en la industria en el año 2005. El objetivo está dirigido a que las emisiones globales de gases de efecto invernadero en España no superen en más de un 37 por ciento las del año base en promedio anual en 2008-2012.

La nueva directiva de comercio de derechos de emisión aprobada en diciembre de 2008 introduce novedades importantes respecto al sistema actualmente en vigor, señaló la responsable regional.

El principado pretende por un lado informar a las empresas sobre las novedades que el futuro régimen de comercio de derechos de emisión introduce en España como consecuencia de la aprobación den diciembre de 2008 del Paquete Clima y Energía de la Unión Europea y las posibles consecuencias que sobre este conjunto legislativo puedan tener los procesos de negociación abiertos a nivel internacional para el acuerdo post kioto.

Por otro lado, el Gobierno regional pretende realizar una revisión de lo que ha supuesto la aplicación, en 2008, de la nueva decisión por la que se establecen directrices para el seguimiento y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero.