Fiscal pide ocho años de inhabilitación para la alcaldesa de El Madroño por presunta prevaricación

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Sevilla reclama una pena de un año y medio de prisión y ocho años y seis meses de inhabilitación para la alcaldesa de El Madroño, la socialista María Josefa Rubiano, por el presunto delito continuado de prevaricación que cometió al conceder dos licencias para la construcción de viviendas en terrenos no urbanizables.

En el escrito de acusación, consultado por Europa Press, el fiscal explica que la acusada recibió el 21 de Septiembre de 2004 una solicitud de licencia para construcción de vivienda unifamiliar presentada por D.M.T. y con proyecto técnico realizado por el arquitecto D.C.S.

Según prosigue el Ministerio Público, dicha construcción se iba a realizar en una parcela del terreno conocido como 'Cercado las Eras' que en esa fecha tenía la condición de no urbanizable por aplicación de las normas urbanísticas vigentes en aquel momento.

Así las cosas, la inculpada, "sin recabar informe técnico ni consulta a la Diputación de Sevilla", procedió a conceder la licencia solicitada el 27 de Septiembre de 2004 "pese a constarle la calificación de no urbanizable del terreno". Ya el 30 de junio de 2006 se comprobó la efectiva realización de las obras por su dueño, D.M.T. En auto de septiembre de 2007 se acordó el sobreseimiento provisional respecto al dueño de la obra y al arquitecto redactor del proyecto.

Por otro lado, la acusada acordó en Decreto de 13 diciembre de 2004 conceder licencia a J.L.M. para la construcción de una casa de labranza en la finca 'La Berrocosa', si bien esta edificación --asegura el fiscal-- también se iba a realizar en suelo calificado por la normativa en vigor como no urbanizable y, por tanto, dicha licencia "no se ajustaba a la legalidad".

Según defiende el fiscal en su escrito, la acusada concedió la licencia "pese a que constaba en la solicitud que se trataba de hacer una casa de labranza, se aludía a la edificación como vivienda y se aludía a la existencia de chimenea con lo que se excluía la vinculación de la edificación a explotación agraria o ganadera".

J.L.M. realizó las obras que fueron detectadas como "irregulares" por la Policía autonómica y que dieron lugar a diligencias judiciales por tal construcción en las que se acordó el sobreseimiento provisional el 23 de octubre de 2008. En la fecha de los hechos estaban en trámite la normas subsidiarias de planeamiento cuyo trámite se inició en julio de 1993 y que no habían sido aprobadas por la autoridad competente y por tanto carecían de vigencia.

El Ministerio Público considera que los hechos relatados constituyen un delito continuado de prevaricación urbanística, por lo que reclama para la alcaldesa de El Madroño un año y seis meses de prisión y ocho años y seis meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público.