Flaquer asevera que la "cabeza de Nadal no está en juego" y afirma que su dimisión "no sería la solución"

Dice que en UM se necesita "reflexión" para frenar la "vorágine de noticias que se están filtrando y que no hacen bien a la formación"

PALMA DE MALLORCA, 6 (EUROPA PRESS) El portavoz de Unió Mallorquina en el Consell, Miquel Àngel Flaquer, aseveró hoy que adoptar medidas "radicales" como forzar la dimisión del presidente de la formación, Miquel Nadal, o que "haya enfrentamientos" entre los sectores del partido, no serían "la solución" que diese respuesta a las discrepancias existentes dentro del partido en torno a la continuidad de su máximo dirigente, por lo que abogó por "encontrar el camino de la tranquilidad y la madurez". En declaraciones a los medios durante el pleno ordinario de hoy, Flaquer aseguró no tener "la sensación de que la cabeza del presidente esté en juego" al tiempo que afirmó "no querer creer" que se haya urdido una campaña en el seno de la formación para forzar la dimisión de Nadal. Flaquer incidió en que esto "se ha filtrado de forma interesada", y subrayó que Nadal "ganó un Congreso bastante bien, tuvo valentía de presentarse y mientras no se diga lo contrario, él es el presidente". Es por ello que manifestó que si dentro de la formación "hay quienes no están de acuerdo con su gestión", que lo debatan en el seno de la Ejecutiva, que "es donde se alcanzan acuerdos" y es el órgano que "tiene las riendas del partido". "Lo que UM necesita son momentos de reflexión para frenar la vorágine de noticias que se están filtrando y que no hacen bien a la formación", enfatizó el portavoz regionalista. De este modo, consideró necesario que los 'uemitas' "recobren el sentido común" y constituyan el partido "que siempre ha sido, con las características que nos han ayudado a contar con la confianza de la población y que en estos momentos no se han escenificado de forma correcta". Por último, desmitió que el próximo lunes hubiese convocada una reunión de la Ejecutiva sino que "ha sido un rumor", por lo que aseveró que "no se ha aplazado nada", después de trascender que este encuentro habría sido pospuesto al lunes siguiente, día 18. No obstante, puntualizó que esto "no quiere decir que no nos vayamos a reunir en ningún momento".