Francisco del Amor decide dejar la presidencia del Scrats tras 6 años de momentos "de satisfacción, pero muy difíciles"

MURCIA, 7 (EUROPA PRESS)

Francisco del Amor dejará la presidencia del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), tras más de seis años que, según explicó el propio Del Amor a Europa Press, "han estado llenos de satisfacción, pero también ha sido muy difíciles, tal vez los más difíciles a lo largo de mi carrera".

Del Amor, quien comunicó personalmente esta decisión "que no tiene vuelta atrás" a los miembros del Comité de Crisis reunidos hoy, aseguró, no obstante, que seguirá al frente del Scrats hasta la celebración de los próxima asamblea general, en la que tomará posesión el nuevo presidente de los regantes del trasvase.

En este sentido, explicó que convocará las elecciones en la próxima Junta de Gobierno, que se celebrará a finales de este mes, tras lo que se iniciará el proceso electoral, de manera que la asamblea general, que tendría que celebrarse este mes de mayo, tendrá lugar previsiblemente a finales de junio.

En esa asamblea general Del Amor, que ostenta la presidencia de los regantes del trasvase desde diciembre de 2002, pasará el testigo a su sucesor, pero mientras "estaré al frente del Scrats, llevando las riendas, con la máxima responsabilidad, porque tenemos operaciones abiertas que deben culminarse".

Del Amor, quien deja su cargo año y medio antes de lo que le correspondería de haber agotado su mandato, comentó que "llega un momento en el que hay que plantearse las cosas y yo voy a cumplir ya 70 años", al tiempo que reconoció que "aunque se trata de una decisión muy difícil, me voy con la satisfacción de haber dejado al sindicato en lo más alto".

Al respecto, confesó no saber cómo dar las gracias a la sociedad "por su apoyo en las manifestaciones y concentraciones que se han convocado en defensa del trasvase Tajo-Segura", así como a los agentes sociales e instituciones "por haber tenido siempre las puertas abiertas y haber estado al lado de los regantes". "Ha sido una gran satisfacción", añadió.

No obstante, Del Amor lamentó no haber podido cerrar la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha, de la que dijo que "nos están tomando el pelo a todo el mundo". "Llevamos 7 meses así, con inversiones en el aire que los regantes no se atreven a realizar por temor a la caducidad del 2015, y eso no hay quien lo aguante".

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) fue constituido en 1982 con naturaleza jurídica de Corporación de Derecho Público. La integran 80 comunidades de regantes de las provincias de Murcia, Alicante y Almería, de la que dependen unas 70.000 familias.