Fundación Tarazona Monumental acondicionará la calle de la Judería en un taller de empleo con 18 trabajadores

TARAZONA (ZARAGOZA), 8 (EUROPA PRESS)

La Fundación Tarazona Monumental acondicionará las fachadas de la calle de la Judería, donde están ubicadas las emblemáticas 'Casas colgadas' de la ciudad, a través de un taller de empleo en el que trabajarán 18 personas.

En la intervención, que comenzará antes de finalizar junio y durará un año, se invertirán más de 500.000 euros, de los que aproximadamente 300.000 provienen de una subvención concedida por Instituto Aragonés de Empleo y el Fondo Social Europeo, explica la Fundación en un comunicado.

Según apunta el gerente de Tarazona Monumental, Julio Lardiés, el taller se dividirá en dos módulos, uno de albañilería, en el que trabajarán ocho personas, y otro de carpintería, que empleará a seis trabajadores. El resto será personal docente y directivo.

Con esta iniciativa, "el objetivo de la Fundación es enseñar a estos alumnos-trabajadores, mayores de 25 años, y formarlos profesionalmente. Además, nos gustaría que esta formación pudiera tener continuidad, a través de las fórmulas pertinentes, en otras actuaciones en los próximos años, porque desde la Fundación queremos dinamizar la creación de empleo en la ciudad".

El acondicionamiento de la Judería se va a basar en un proyecto del arquitecto Alberto Rivas con el que se pretende aumentar el valor de la parte pública de las propiedades privadas sobre las que se va a intervenir. "Se remozarán las fachadas y se va a mejorar el aspecto de la carpintería exterior y buena parte de los aleros y tejados", matiza Lardiés.

El gerente también destaca que el proyecto "no sería viable sin la colaboración esencial del Ayuntamiento turiasonense que, entre otras cosas, cede las instalaciones y la maquinaria necesaria para llevar a cabo el taller".

Uno de los fines de la Fundación Tarazona Monumental es la promoción cultural de la ciudad. Por ello, hace unos años se planteó la intervención en el antiguo barrio judío de Tarazona por su interés histórico, artístico y turístico, así como por su ubicación, entre la plaza de España y la antigua Zuda, hoy Palacio Episcopal.

Para Lardiés, "esta zona, de gran interés para los visitantes, requiere una atención especial por parte de las instituciones, ya que en los últimos años había caído en un proceso de degradación que estaba perjudicando su interés turístico. Por ello era importante la concesión de este taller de empleo, porque el objetivo último es buscar su revitalización para que vuelva a recuperar todo su esplendor".

La Fundación Tarazona Monumental está respaldada por el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza, Caja Inmaculada (CAI), el Obispado de la Diócesis de Tarazona, el Cabildo Catedralicio de Tarazona y el Ayuntamiento de Tarazona.