Galindo lamenta que la apertura de la fosa de Lorca sea "una pelota caliente que nadie quiere asumir"

GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)

Nieves Galindo, nieta del maestro fusilado Dióscoro Galindo, cuyos restos descansan supuestamente en la fosa donde también se encuentran los del poeta Federico García Lorca, lamentó hoy que la exhumación de esta sepultura común se haya convertido en una "pelota caliente que se pasan unos a otros y nadie quiere asumir".

Las declaraciones de Nieves Galindo se producen después de que la titular del Juzgado de Instrucción 3 de Granada haya rechazado la inhibición propuesta por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional en el caso de la exhumación de la citada fosa, donde supuestamente también se encuentran los restos del banderillero Francisco Galadí.

En declaraciones a Europa Press, Galindo dijo que la decisión del juzgado granadino es un "sinsentido" con el que únicamente "se está perdiendo el tiempo", pese a que la exhumación que reclaman tanto su familia como la de Francisco Galadí "está recogida en la Ley de Memoria Histórica".

Explicó que prevé ponerse en contacto en las próximas horas con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada para estudiar qué planteamiento tomar, aunque --dijo-- "habrá que esperar a la decisión que tome la Audiencia Nacional", que podría pedir al Tribunal Supremo que resuelva sobre una cuestión de competencia entre ambos órganos judiciales (Audiencia Nacional y Juzgado de Instrucción 3 de Granada).

"El tema de Lorca es intocable y se lo están pasando de un tejado a otro, pero alguien tendrá que coger la sartén por el mango y decidir lo que sea", clamó Galindo, que se mostró "un poco desesperada" por el retraso que acumula este caso desde que el pasado 12 de septiembre presentara en la Audiencia Nacional una demanda para poder recuperar los restos de sus antepasados.

"En aquel momento estábamos muy ilusionados y pensábamos que por estas fechas se resolvería. Estaba definido el equipo que iba a hacer este trabajo y accedimos a la petición de la familia Lorca de efectuar la exhumación sin la presencia de los medios", relató.

Achacó "esta mala noticia" a la existencia "de muchas fuerzas franquistas que siguen empujando en sentido contrarios porque saben que de esta exhumación saldrán muchas cosas" y desvinculó a la familia Lorca de toda responsabilidad al considerar que ellos accedieron hace meses a "no poner impedimentos" a este proceso.

Aun así aseguró que "luchará hasta el final", puesto que algunos de los casos que junto al suyo se llevaron en septiembre a la Audiencia Nacional ya están siendo resueltos e insistió en que "este problema de competencias" se debe a que "la apertura de la fosa de Lorca es un tema intocable".