Garmendia dice que el Gobierno López supone una prometedora etapa para lograr una Euskadi social gracias a la innovación

Destaca que la formación superior y el acceso a nuevas tecnologías son potentes herramientas para evitar la exclusión social de jovenes

BILBAO, 11 (EUROPA PRESS)

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristima Garmendia, afirmó hoy que el nuevo Gobierno vasco supone "el inicio de una nueva y prometedora etapa" para lograr "una Euskadi más social y más progresista, gracias a la innovación". Además, destacó que la formación superior y el acceso a nuevas tecnologías son "potentes herramientas para evitar la exclusión social de los jovenes".

Garmendia presidió hoy en Bilbao el acto de entrega de la segunda edición de los premios de la Fundación NoviaSalcedo a la excelencia en la integración profesional de los jóvenes.

En su discurso, la ministra destacó "la dimensión social de la innovación y la importancia de luchar contra las brechas culturales y económicas que se producen entre territorios y colectivos que tienen diferente acceso al conocimiento, la tecnología y la innovación".

Además, recordó que estas brechas también se producen en el seno de las sociedades más avanzadas, y puso como ejemplo las diferencias de género en el ámbito de la ciencia y la tecnología o las diferentes oportunidades de desarrollo personal y profesional que tienen los jóvenes de todo el mundo, en función de su acceso al conocimiento.

En este sentido, recordó que "la formación superior y el acceso a las nuevas tecnologías se han convertido en potentes herramientas para evitar la exclusión social de los jóvenes".

Cristina Garmendia afirmó que los galardonados de esta edición, Egidio Guerra de Freitas, el Grupo Lezama, y la Fundación Tomillo son "verdaderos innovadores sociales", y añadió que, "en sus diferentes ámbitos de actuación, los tres premiados, han sabido poner a las personas en el centro de sus proyectos, y han entendido que sólo son grandes cambios aquellos que se hacen desde las personas, y para laspersonas".

Asimismo, durante su intervención, señaló que Euskadi ha demostrado ser "una sociedad innovadora y socialmente comprometida", y destacó que el nuevo Gobierno de Patxi López supone "el inicio de una nueva y prometedora etapa para aquellos colectivos y personas que, cada día, trabajan generosamente para lograr una Euskadi más social y más progresista, gracias a la innovación".

En este sentido, la ministra apuntó que "todos los esfuerzos en innovación social siguen siendo una tarea compleja, cuyo abordaje requiere de múltiples enfoques y estrategias".

"Debemos ser conscientes de los riesgos de exclusión social que están implícitos en cada nueva tecnología y trabajar para que el acceso al conocimiento y a la innovación sea un derecho fundamental de las personas y de los pueblos", añadió.

NOVIASALCEDO

La Fundación NoviaSalcedo es una organización privada de carácter no lucrativo constituida en Bilbao en 1980 por un grupo de personas con iniciativa social. Su objetivo primordial "es ayudar a los jóvenes en el proceso de integración en el mundo social y profesional, y proveerles de las competencias y valores necesarios para enfrentarse en un mundo en constante cambio".

Con este premio, NoviaSalcedo quiere lograr un triple objetivo: reconocer y motivar a aquellas personas, empresas, administraciones públicas e instituciones que internacionalmente están trabajando a favor de la integración profesional de los jóvenes, difundiendo de sus logros como un ejemplo para la Humanidad; sensibilizar a la sociedad, en general, sobre la necesidad de esa integración, debido a sus repercusiones en la sociedad del bienestar; y situar a la Comunidad Autónoma Vasca en el panorama de los grandes premios internacionales.

Egidio Guerra de Freitas ha sido la persona premiada por conseguir que la juventud del Noreste de Brasil vea la creación de su propio negocio como una ventaja competitiva frente al desempleo, la pobreza y la violencia a la que se enfrentan.

Además, ha creado canales para que los jóvenes entren al mercado laboral y establezcan sus propios negocios organizados a través de agrupaciones competitivas económicamente, diseñados por jóvenes y formados por empresas de jóvenes. El resultado es la creación de empleo y generación de ingresos para jóvenes marginados que, de otra forma, serían el primer objetivo y las primeras víctimas de actos de violencia, crimen, prostitución y drogas.

En la categoría de empresa, el galardonado ha sido el grupo Luis Lezama, como instrumento para la formación e inserción sociolaboral de jóvenes, con el asesoramiento de un grupo de cocineros: Genaro Pildain, Juan Mari Arzak y Patxi Bereicua, que fue su primer chef en la Taberna de Madrid.

Este grupo nació "de la necesidad de generar puestos de trabajo entre una nueva juventud con problemas, que se asomaba a un país en rápida transformación, y sigue manteniendo ese mismo espíritu de obra social".

Este cuenta con tres escuelas de hostelería en Marbella, Sevilla y Zaragoza, esta última de Estudios Superiores. En este momento, el grupo está desarrollando planes para abrir nuevas escuelas en Madrid, Costa Rica y Argel.

Por su parte, la Fundación Tomillo, ha sido premiada en la categoría Administraciones públicas/instituciones/ONGs. Se trata de una entidad privada, sin ánimo de lucro, no confesional e independiente, cuyo objetivo general es prestar un servicio útil a la sociedad, con un espíritu solidario, en especial, hacia los colectivos más desfavorecidos, como son menores con medidas de protección, menores y adolescentes en riesgo de exclusión, desempleados en severa dificultad laboral, mujeres alejadas del mercado laboral, personas con discapacidad, mayores y personas dependientes.

En la actualidad, estas iniciativas se concretan en la prevención del fracaso escolar, la formación, orientación e intermediación laboral, y la creación de empleo directo con fines sociales.