Gobierno canario responde a ayuntamientos preocupados por atención social que "escenario económico es el que es"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Canarias respondió hoy a la propuesta de un nuevo pacto local en materia de servicios sociales planteada por la Federación Canaria de Municipios (Fecam) que "el escenario económico es el que es y las dificultades económicas lo son para todas las administraciones, no sólo para las corporaciones locales, sino también para el Gobierno autonómico".

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en la capital grancanaria, el portavoz y viceconsejero de Comunicación, Martín Marrero, destacó que la administración regional comparte "la preocupación en la vertiente social de la crisis" mostrada por los consistorios.

En este sentido, subrayó que en materia de financiación a los ayuntamientos, el Gobierno canario ha incrementado en un 18,8 por ciento el Fondo Canario de Financiación Municipal (FCFM) este año respecto al pasado.

Admitió que en las actuales circunstancias de crisis este dato es "insuficiente", pero recalcó que "los recursos son los que son y el Gobierno no ha reducido el FCFM sino que lo ha incrementado". Igualmente, señaló que "aparte está la labor que en atención social desarrolla directamente la Consejería de Bienestar Social y Vivienda".

El presidente de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), Lázaro Brito, abogó ayer por que antes del final de la presente legislatura se suscriba un nuevo pacto local entre las distintas administraciones del archipiélago --ayuntamientos, cabildos y Gobierno-- en materia de servicios sociales para poder afrontar "nuevos retos" y la actual situación económica.

Brito además, en declaraciones a Europa Press y tras el inicio de las 'Jornadas de trabajo y reflexión de los Servicios Sociales municipales canarios' en las que se encontraban representadas todas las localidades de las islas, subrayó que tanto cabildos como el Gobierno de Canarias "incumplen" con la Ley de Bases del régimen local en lo que se refiere a prestaciones básicas, ya que atribuyen competencias que no les corresponde a los municipios que deben hacerse cargo de materias en servicios sociales.