González asegura que el Gobierno trata de hacer cortinas de humo "con medidas de cara a la galería y sin poner los recursos"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aseguró hoy que el Gobierno central trata de hacer "cortinas de humo" con medidas "de cara a la galería y sin poner los recursos", y aseguró que existen medidas "más concretas de reestructuración de la economía", en relación a la iniciativa de dar 500 euros a aquellas personas que vayan a comprarse un coche.

En declaraciones a Onda Madrid recogidas por Europa Press, González señaló que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha acostumbrado a todos a "hacer grandes ofertas para que las paguen otros". "Es como si yo le digo a usted que le voy a invitar a un café y al final me lo tiene que pagar a mí", puso como ejemplo González, quien aseguró que desde el Ejecutivo central no se les ha consultado "absolutamente nada".

Preguntado por la situación que se vivió ayer en la sede de la Comunidad, donde los alcaldes socialistas de los municipios de Leganés, Aranjuez, Getafe, Fuenlabrada, Parla, Pinto y Alcorcón presentaron por registro el documento que recoge el Plan Estratégico del Sur de la región, el vicepresidente manifestó que el PSOE, especialmente en Madrid, "está instalado en una política absolutamente sectaria, ausente de la realidad, atacando a las instituciones por el hecho de estar en la oposición, incumpliendo sus responsabilidades y además, haciendo medidas que ellos consideran efectistas y que desde mi punto de vista no las entiende nadie, ni probablemente si quiera sus votantes".

En este sentido, criticó la actitud de estos alcaldes, más cuando en los cinco últimos años se han invertido "26.000 millones de euros haciendo hospitales, colegios, metros, carreteras, todo tipo de instalaciones educativas", y mientras el Gobierno de Zapatero "no sólo es que no haya invertido un solo euro en obra nueva, sino que ha reducido las inversiones en Madrid un 20 por ciento", lo que a su juicio, constituye una actitud "absurda y absolutamente contradictoria con la realidad".

Ignacio González también se refirió a la situación en la Asamblea de Madrid, donde ha quedado prohibida de forma temporal la asistencia de invitados al Pleno, y señaló que le produce "tristeza" que los grupos de la oposición "utilicen el Parlamento regional como instrumento de confrontación social". "No es la primera vez que los grupos de la oposición utilizan la posibilidad de llevar invitados a la tribuna para alterar el buen funcionamiento de la Asamblea, increpar a diputados, alterar el orden del pleno e impedir que se desarrolle con normalidad", explicó González.

"Lo que hay aquí es una irresponsabilidad por parte de la oposición que tiene que ser cortada de manera radical para evitar males mayores", aseguró, al tiempo que recordó que en ocasiones anteriores, otros presidentes de la Asamblea tuvieron que suspender la entrada de público durante algunos plenos para tratar "de que las cosas vuelvan a su cauce natural".

Además, tuvo unas palabras para la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez, de la que dijo que cree que aún "no ha olvidado su pasado sindical", por lo que "está convirtiendo la acción del principal de la oposición en un movimiento sindical reivindicativo y asambleario", y sostuvo que "paradójicamente", los sindicatos en la Comunidad de Madrid "se están convirtiendo en la oposición política al Gobierno".

SITUACIÓN EN CAJA MADRID

Por otra parte, el vicepresidente dedicó unos minutos para hablar de la situación en Caja Madrid y de la Ley de Cajas, asegurando que lo que se ha hecho con esta norma es "simplemente tratar de evitar una conflictividad que no es buena ni para la institución ni para nadie". "Nosotros hicimos una ley que contó con el respaldo aproximadamente del 90 por ciento de la Asamblea de Madrid, y esta ley venía a ser una adaptación a la Ley Orgánica de Cajas de Ahorros nacional, que recogió en sus aspectos más representativos una normativa exactamente igual a la que existe en la Ley de Cajas de otras comunidades, por tanto, es una ley plenamente constitucional", explicó.

En este sentido, González aseguró que por ciertas circunstancias el Gobierno regional entiende que algunos de esos apartados "no se ajustaban a la Ley Orgánica de Cajas de Ahorro nacional, pro lo que interpuso un recurso de inconstitucionalidad que llevó aparejado automáticamente la suspensión de nuestra ley".

"Con el fin de evitar cualquier discusión hemos decidido modificar la ley en los términos en los que se pronunció el Consejo de Estado, y así mantener un marco legislativo de cajas claro en nuestra comunidad y poner en marcha el proceso electoral que toca pro la aplicación de la ley de cajas nacional", señaló el vicepresidente, al tiempo que aseguró que espera que antes de que termine este periodo de sesiones, antes de verano, "esa ley esté aprobada, se adapten los estatutos y se inicie el proceso electoral conforme marca el marco de la norma, que establece que tiene que haber elecciones este año en Caja Madrid".

IMPUTACIÓN DE CAMPS EN EL 'CASO GÜRTEL'

También habló González sobre el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, citado ayer como imputado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), y afirmó que este caso es algo "realmente complicado por varias razones".

"La primera es porque estamos asistiendo a un procedimiento judicial que está, a nuestro juicio, lleno de actuaciones irregulares que están provocando juicios públicos e indefensión a todas las personas que están afectadas", explicó González, quien afirmó que la segunda cuestión es que una vez hecho ese juicio público, "cuando alguien tiene que comparecer ante el juez por los hechos que presuntamente se le han implicado, para darle mayor garantía al afectado se le cita como imputado". En este sentido, aseguró que una medida que la Ley de Enjuiciamiento Penal estableció como garantía para la persona que tiene que comparecer en un proceso "se convierte, gracias a los medios, en un juicio publico".

Por último, señaló que es "evidente" que en una situación de "indefensión y de juicio público" es "muy injusto que alguien tenga que verse privado de sus responsabilidades políticas cuando ni si quiera se le ha dado la oportunidad de defenderse en la ley".

En este sentido, aseguró que si se lleva a los últimos extremos el juicio público, "cualquier imputación llevaría aparejado que alguien tenga que dejar aparejadas sus responsabilidades". Así, recordó que el secretario general del PSM, Tomás Gómez, "está exigiendo al PP que cualquier imputado deje sus responsabilidades públicas, pero por ejemplo, no se aplica a sí mismo ese criterio, ya que tiene dos diputados en la Asamblea imputados", lo mismo que ocurre con la secretaria de organización del Partido, "quien está imputada por cohecho y prevaricación".

Por último, el vicepresidente y consejero de Deportes regional recordó la visita de los miembros del COI de la semana pasada, y aseguró que se llevaron la percepción de que Madrid "está perfectamente preparada para organizar unos Juegos Olímpicos".

"Tenemos el 80 por ciento de las infraestructuras hechas, las comunicaciones son extraordinarias, los servicios también, aunque no cabe duda de que competimos con candidaturas muy importantes que también están haciendo grandes esfuerzos por conseguir los juegos", apostilló.