González, reelegido hoy presidente de CEV, insta a debatir reformas estructurales frente a la "falta de productividad"

El representante de los empresarios cree que la modificación de reformas laborales "no puede limitarse al coste del despido"

VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS)

José Vicente González resultó reelegido hoy por aclamación como presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) durante la Asamblea Electoral de la organización, cargo al que se había presentado como único candidato. En su intervención, apostó por debatir y plantear determinadas reformas estructurales que "permitan, en el futuro, resolver el principal problema de la economía, que no es otro que la falta de productividad".

González realizó estas declaraciones durante la Asamblea, a la que asistieron el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán; el presidente de Cierval, Rafael Ferrando; o el secretario general de UGT-PV, Rafael Recuenco, entre otros.

Para el presidente de la CEV, uno de los principales debates que se deberían plantear es el de la reforma de las relaciones laborales, que, según dijo, "no puede limitarse al coste del despido", sino que es necesario incluir asuntos como la "formación continua, el abaratamiento del empleo, no del despido, y, sobre todo, las reformas fiscales que hagan posible un modelo que es efectivo, pero no es gratis".

Otro asunto que se debe plantear es la puesta en marcha de un nuevo modelo económico en la Comunitat. En este sentido, resaltó que "el modelo económico real no se puede dictar o decidir desde ninguna instancia, sino que es el resultado de las acciones individuales de las empresas y de los ciudadanos", aunque se puede "orientar". Al respecto, hizo referencia al papel que la construcción deberá tener en la economía, una vez superada la crisis, y consideró que este sector "tendrá un papel importante", aunque "no el peso que ha tenido en el PIB en los últimos años, a todas luces exagerado", consideró.

Asimismo, instó por abrir debates en relación a un nuevo modelo energético o sobre la formación profesional, que calificó como "la asignatura pendiente". En este sentido, subrayó que en estos momentos de crecimiento de desempleo, en las listas de necesidades de las empresas no cubiertas se incluyen profesionales de FP como técnicos en comercio, soldadores, torneros o fresadores.

En cuanto a la actual situación económica, resaltó que es necesario "aceptar con humildad" que no se sabe "cuándo va a acabar la crisis ni cómo va a ser la economía después", pero lo que sí se conoce es que "va a acabar esta crisis y que nada volverá a ser como era antes". Ante ello, las previsiones deben ser "realistas, pero no catastrofistas", matizó.

FINANCIACIÓN "CON CUENTAGOTAS"

González valoró la respuesta "coordinada" de los países más importantes del mundo, frente a la actual coyuntura. En cuanto a la respuesta del Ejecutivo español señaló que sus medidas van "en buena dirección, pero no llegan a tiempo a los verdaderos destinatarios, empresarios y ciudadanos", mientras que la financiación "llega con cuentagotas".

Al respecto, aseveró que las administraciones públicas "deberían aprovechar el tiempo para hacer cosas de sentido común", ya que en España "toman medidas el Gobierno central y también las diecisiete autonomías". Así, reclamó que "se coordinen entre todos con el liderazgo del Gobierno central, respetando el ámbito de competencias, pero poniéndose de acuerdo para que las decisiones y las medidas sean complementarias y vayan todas en la misma dirección".

También reivindicó infraestructuras necesarias en Valencia, ya que "añadir valor a un territorio mediante las infraestructuras adecuadas es añadir valor a las empresas que allí operan, atraer a otras empresas y mejorar la vida de sus habitantes".

De este modo, consideró que el AVE a Valencia, aunque "llega más tarde" que a otros puntos de España, "abre un abanico de nuevas oportunidades que hay que ser capaz de aprovechar", por lo que, según dijo, los empresarios "deberían estar ya trabajando en un plan para aprovechar su llegada, que está ahí dentro de muy pocos meses". También pidió la llegada del tren de alta velocidad a Alicante y Castellón.

Otra de las "prioridades" que citó es el corredor mediterráneo por ferrocarril, porque en caso contrario, Valencia "perderá el tren de una oportunidad fundamental de futuro como es convertirse en una plataforma logística de primera magnitud con lo que ello implica de generación de riqueza y puestos de trabajo". También consideró "estratégico el enlace por ferrocarril entre Sagunt y Teruel", ya que junto con la conexión, en construcción, entre Teruel y Zaragoza, "permitiría ofrecer a Zaragoza y su Plataforma Logística su salida natural al mar con lo que ello significa para los puertos de Valencia y Sagunto".

Uno de los objetivos que se marcó González para los próximos cuatro años en los que estará al frente de la CEV es el de "ayudar a las empresas y sectores para que accedan en mayor número a programas de ámbito nacional y europeo y para que sus necesidades y opiniones sean tenidas en cuenta en Madrid y Bruselas".

Además, en línea con las propuestas planteadas el pasado mes de diciembre respecto a la rebaja de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, el incremento equivalente del IVA, o el traslado de los festivos a los lunes, planteó adoptar medidas en la misma dirección que Alemania y Francia que han permitido un aumento del 40 por ciento en la venta de automóviles. Consideró que "debería ser una subvención con un tope global, a un tiempo determinado, y que incluyera los vehículos comerciales", con lo que se "daría vida, no sólo a los fabricantes, sino también a los concesionarios".