González-Sinde acepta reto de liderar la futura Ley de Propiedad Intelectual

  • Madrid, 28 may (EFE).- La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha aceptado hoy liderar la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y el proceso de negociación que se abra entre la industria cultural y las operadoras de internet tal y como le ha pedido el portavoz del PP, José María Lassalle.

Madrid, 28 may (EFE).- La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha aceptado hoy liderar la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y el proceso de negociación que se abra entre la industria cultural y las operadoras de internet tal y como le ha pedido el portavoz del PP, José María Lassalle.

Tras la intervención de la ministra que, por primera vez, comparecía en la Comisión de Cultura en el Congreso de los Diputados, Lassalle le ha solicitado que lidere ese proceso de cambio en los derechos de propiedad intelectual ya que "hasta este momento el Gobierno socialista ha demostrado incapacidad para que las operadoras en la red propongan un nuevo modelo de negocio".

"Lideraré sin duda y vendré aquí de nuevo con unas pautas clarísimas de lo que se tiene que hacer", ha respondido González-Sinde quien ha mostrado su confianza en el trabajo que a partir del 9 de junio desarrollará sobre la futura ley la subcomisión, "una magnífica herramienta para trabajar y afrontar cómo debe ser el nuevo modelo de negocio".

Precisamente, las reformas de esta ley junto con la del Cine han sido los puntos más comentados por los grupos parlamentarios en sus intervenciones, además del modelo cultural propuesto hoy en líneas generales por la ministra y que, a juicio de PP y CiU, no contempla "ninguna estrategia novedosa", ha dicho Montserrat Surroca, portavoz de este último grupo.

"Defina claramente el modelo cultural de este ministerio que espero que no sea el mismo que el que se dibuja en los presupuestas del Estado dedicados principalmente a archivos y museos", ha destacado Surroca quien ha recomendado a González-Sinde diseñar políticas de futuro "fomentando el espíritu crítico y dando la mano a los creadores y a la industria cultural".

La ministra ha recordado que ese modelo no trata de imponer un ideario o un criterio personal sino "poner herramientas a disposición de los creadores y receptores de cultura".

Con todo, los grupos políticos ni se han mostrado muy combativos ni han formulado grandes críticas a la exposición de la ministra quien ha coincidido con el PP en que la cultura debe tener rango de política de Estado.

Además, González-Sinde ha elogiado en su turno de réplica al portavoz del PP por plantear propuestas "muy concretas", y tender la mano "hacia otro camino". "Espero que pueda llegar a quererme tanto como a César Antonio Molina", ha bromeado la ministra después de que el portavoz del PP elogiara la labor del anterior ministro.

Sobre los cambios de los responsables de Cultura, González-Sinde ha defendido que cree en la "estabilidad" de los equipos pero que el momento actual demandaba contar con "gestores" y personas del ámbito técnico dentro del ministerio.

La Ley del Cine ha sido uno de los temas centrales en las intervenciones de los grupos parlamentarios como la del PP, cuyo portavoz ha pedido que la orden ministerial tenga en cuenta "el desencuentro que se da entre el público y el cine español", algo en lo que no cree la ministra que ve difícil que exista ese desencuentro cuando el público no encuentra en la cartelera cine español.

Para el portavoz de PNV Esteban Bravo, las dudas sobre la política cultural esgrimidas por González-Sinde se centran en la Ley del Cine y la de Propiedad Intelectual cuyo diálogo "está en marcha entre diferentes sectores menos en el Parlamento".

Bravo ha pedido a la ministra que se devuelvan al País Vasco los 'papeles' de la Guerra Civil como ya hizo con Cataluña

La comparecencia de la ministra se prolongó durante más de tres horas, lo que le ha impedido asistir a la inauguración de los nuevos espacios expositivos del Reina Sofía, un acto que ha estado presidido por la Reina.