Griñán apunta que es "una gran falacia" que Andalucía sea "pobre y subsidiada", tras críticas al 'Andalucía Sostenible'

HUELVA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, aseguró hoy que es "una gran falacia" que la Comunidad Autónoma andaluza sea "pobre y subsidiada", tras las críticas que, según expuso el presidente, ha recibido el anuncio de la puesta en marcha del programa 'Andalucía Sostenible'.

En un acto en Huelva junto a representantes de colectivos y asociaciones, Griñán puso de relieve su "sorpresa" al oír esta mañana, "una vez más, que algunos contertulios han comentado que cómo se puede empezar este proyecto por Andalucía siendo la más pobre y subsidiada".

Griñán expuso así que se trata de un mensaje "absolutamente falso" y dejó claro que esta comunidad "recibe menos ayudas que otras, como es el caso de Madrid", por lo que reiteró que se trata de "una gran falacia". El presidente indicó además que incluso el presidente de los EEUU, Barack Obama, "puso como ejemplo al AVE Madrid-Sevilla, que cuando se hizo se habló de barbaridad de inversión habiendo otras regiones más avanzadas".

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer en Dos Hermanas (Sevilla) que el Consejo de Ministros aprobará, en una reunión en esta comunidad, el programa 'Andalucía Sostenible', como primer paso del "cambio de patrón de crecimiento económico" en España, que persigue una economía más productiva e innovadora, con empleos estables y bien remunerados.

Durante su intervención en un mitin con motivo de la campaña electoral por las europeas, Rodríguez Zapatero manifestó que en la reunión que tiene prevista con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, se fijará la agenda y el contenido esencial de ese gran programa de 'Andalucía Sostenible' que, según garantizó, dará esperanza a los jóvenes investigadores y universitarios para que tengan en esta tierra un futuro de estabilidad laboral, de desarrollo y de progreso. Dijo que, durante la presidencia española de la UE, a partir del 1 de enero de 2010, se empezarán a plasmar las realizaciones del citado programa.