Griñán despide a Castilla del Pino diciendo que "dio alma a muchos seres humanos luchando por hacerlos ciudadanos"

CÓRDOBA, 16 (EUROPA PRESS)

El prestigioso psiquiatra Carlos Castilla del Pino, hijo predilecto de Andalucía en 1985, natural de San Roque (Cádiz) y con domicilio en Castro del Río (Córdoba), recibió hoy una ceremonia civil, por decisión expresa de su familia para respetar así sus deseos, en la Universidad de Córdoba en la que intervino, entre otros, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, quien resaltó de él que "dio alma a muchos seres humanos luchando por hacerlos ciudadanos".

En el acto, Griñán, lo calificó de un ser humano de referencia que marcó muchas cosas en tiempos muy difíciles, un hombre para todas las épocas y todas las situaciones. Resaltó que era una persona dinámica y creadora, que transmitió en épocas difíciles la conciencia de la igualdad y la democracia.

El primero en intervenir fue el rector de la Universidad de Córdoba, José Manuel Roldán, quien destacó su carácter como docente e investigador, sobre todo, y como investigador, su espíritu crítico, así como lo puso modelo para las generaciones siguientes. En esta línea, Roldán incidió en el orgullo que supone para la Universidad de Córdoba de haber contado contar con él como catedrático hasta el momento de su jubilación.

El alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, remarcó de Castilla del Pino que al ser hijo predilecto de la ciudad fue uno de los mejores embajadores del Córdoba ante el mundo y un ejemplo como científico e intelectual.

Por su parte, el director de la Academia de la Lengua, Víctor de la Concha, hizo una intervención poética en referencia al papel que el psiquiatra hizo en la academia. La directora de cine, Josefina Molina, afirmó que siempre guardará el recuerdo de los libro de Castilla del Pino sobre Córdoba dado que le hicieron recobrar la memoria de la Córdoba de aquellos años.

La secretaria de Estado, Amparo Rubiales, se refirió a él remarcando que fue un avanzado en las ideas de la igualdad entre hombres y mujeres en su tiempo, lo que se reflejaba en alguno de sus ensayos.

Asimismo, también intervinieron el secretario de la Fundación Castilla del Pino, una profesora de Barcelona Ana Caballé, la ex ministra de Cultura, Carmen Calvo, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien envió un telegrama a la Universidad significando la vida y obra de Carlos Castilla

Por último, y entre las intervenciones, se interpretaron piezas de música clásica como viaje de invierno de Schuber, así como otras de las obras favoritas del fallecido.

La muerte del psiquiatra, que tuvo lugar esta pasada madrugada, se conoció a primera hora de ayer en su municipio de adopción, aunque es en Córdoba donde se instaló la capilla ardiente, concretamente en el tanatorio de Las Quemadas donde fue incinerado. Falleció a los 86 años, víctima de un cáncer en un hospital privado de la capital cordobesa.

El también neurólogo y ensayista fue autor diez ensayos e investigaciones relacionados con la neuropsiquiatría, con uno de ellos, 'El delirio, un error necesario', consiguió el Premio Internacional de Ensayo Jovellanos (1997).