Güeñes (Bizkaia) inicia la reforma exterior de la Casa Consistorial en la que invertirá más de un millón de euros

BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

La localidad vizcaína de Güeñes ha puesto en marcha la reforma integral del exterior de su casa consistorial, en la que invertirá más de un millón de euros y que se prolongará durante los próximos cinco meses.

La Casa Consistorial se encuentra instalada en el Palacio de Urrutia, que cumplirá el próximo año su primer centenario. Este edificio supone, según explicó el Ayuntamiento, "uno de los iconos del municipio".

La actuación, que tendrá un plazo de ejecución de cinco meses y requerirá una inversión de 1.098.034 euros, tiene como objetivos solucionar las necesidades estructurales del edificio y además intentar que "presente su mejor imagen en la celebración del centenario de su construcción".

De esta manera, se espera que el próximo mes de septiembre se podrá ver "la nueva cara" de este edificio construido en 1910 para residencia de verano de la familia Urrutia y que desde 1974 está instalado el Ayuntamiento.

El coste de esta obra será totalmente financiado con subvenciones obtenidas por parte del Ayuntamiento de Güeñes como la correspondiente a los fondos estatales de inversión local y los fondos especiales del Estado para la dinamización de la economía y el empleo.

Tras realizar un estudio del estado de esta construcción de principios del siglo XX, el Ayuntamiento ha planteado su rehabilitación con el objetivo fundamental de mejorar las condiciones de aislamiento e impermeabilización de las fachadas y la cubierta. Además, se aprovechará para acometer una habilitación básica de la planta bajocubierta que actualmente se encuentra "en estado de abandono".

En concreto, se efectuará la sustitución del lucernario central, la reparación de cubierta de teja, la reparación parcial de estructura de madera de cubierta, la sustitución de toda la carpintería exterior, el saneado y reparación de toda la herrería exterior, el acondicionamiento básico de la planta bajo cubierta, y el saneado y pintura de todos los paños ciegos de las fachadas.

También se instalará el alumbrado exterior "atendiendo al carácter monumental del edificio", y se repararán aleros y cornisas, recercos de ventanas y dinteles, además de sanear estructuras de miradores y otros elementos decorativos. Finalmente, se permeabilizarán los suelos de balcones y pintarán las fachadas.