Hallados fósiles de mastodonte y búfalo de hace unos 6 millones de años en las obras de la Conexión Suroeste de Murcia

MURCIA, 24 (EUROPA PRESS)

Una defensa (colmillo) de mastodonte --una especie de elefante prehistórico-- y varios restos de un perisodáctilo similar al búfalo, de unos seis millones de años de antigüedad, son algunos de los últimos hallazgos que han salido a la luz en la excavación paleontológica que se está llevando a cabo en el Puerto de la Cadena, tras descubrirse una serie de fósiles durante las obras de la Conexión Suroeste de Murcia.

Precisamente, el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, y el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en la Región, Angel García Garay, visitaron hoy esta excavación paleontológica en la Conexión Suroeste, que une la Autovía A-30 (Murcia-Cartagena), en el enlace conocido como 'La Paloma', con la Autovía MU-30, en el enlace del Polígono Industrial Oeste.

Se trata de una excavación de emergencia que está siendo realizada por profesionales del Museo Paleontológico de Elche (MUPE), en la zona de la obra ubicada concretamente junto a la Salida 150 de la A-30.

En concreto, ha sido delimitada un área con alta concentración de fósiles y una biodiversidad novedosa, que ha dado lugar por el momento al hallazgo de una defensa de proboscídeo (mastodonte) en perfecto estado, un metápodo de aproximadamente 41 centímetros de longitud de un perisodáctilo similar al búfalo, varias costillas, una vértebra y dos placas de gran tamaño y un peto de tortuga.

El hallazgo está localizado en una zona en la que desde el año 2006 han sido hallados restos de mamíferos (vértebras, astrágalos, dientes) y quelonios (abundantes fragmentos de placas de tortuga) por parte de profesionales que han llevado a cabo un seguimiento paleontológico para salvaguardar la mayor cantidad de fósiles posible.

Sin embargo, fue en octubre del 2008, con motivo de la prospección que conlleva el estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Construcción de la Autovía MU-31, cuando fue localizado un primer caparazón de tortuga.

Este hallazgo dio lugar a la realización de dos campañas de excavación de urgencia sucesivas, en las que fueron extraídos varios caparazones de tortuga terrestre gigante de alrededor de 1,6 metros de longitud aproximadamente, por ejemplar, datadas en el Mioceno Superior (hace unos 6 millones de años).

Con esta tercera campaña de excavación y las prospecciones realizadas ya se han se han obtenido un total de 262 restos paleontológicos, algunos de los cuales se encuentran expuestos en el Museo Arqueológico Provincial de Murcia. El coste económico de dichas intervenciones ha sido sufragado en su totalidad por el Ministerio de Fomento.

Además de los trabajos hasta el momento realizados, fuentes de la Delegación del Gobierno en Murcia explicaron en un comunicado que "se tiene la intención de que toda la zona entre los ramales del enlace de La Paloma sea desbrozada y preparada para proseguir, en un futuro, con una excavación paleontológica sistemática, que permita la obtención de restos fósiles con toda la información científica posible".

Ante estos hallazgos, González Tovar indicó que "la responsabilidad de toda administración es preservar aquellos restos que puedan aportar información científica sobre el pasado, tanto del hombre como de las especies que poblaron el planeta, y en este caso de una parte de lo que hoy es la Región de Murcia". "Es un compromiso ineludible con el conocimiento y un deber con las generaciones venideras en el que no debemos escatimar esfuerzos no anteponer intereses economicistas", añadió.

CONEXIÓN SUROESTE DE MURCIA

Las obras de la Autovía MU-31 'Conexión Suroeste de Murcia' comenzaron el 17 de diciembre de 2007, y fueron adjudicadas por el Ministerio de Fomento a la empresa Aldesa Construcciones, por un importe total de 41.940.774 euros y un plazo de 24 meses. Esta obra conecta la Autovía A-30 (Murcia-Cartagena) con el enlace de La Paloma y con la Autovía MU-30, en el enlace del Polígono Industrial Oeste.

La nueva autovía constituirá un 'by-pass' de conexión entre las autovías citadas que canalizará el tráfico de largo recorrido, junto con el arco Noroeste de Murcia, de tal modo que ya no será necesario pasar por la ronda Oeste de Murcia para los recorridos de conexión del centro de España con la costa murciana, en general, y con Cartagena en particular. Este nuevo tramo de autovía se construye en la banda de suelo reservada a tal fin por el PGOU de Murcia y tendrá una longitud total de 6,3 kilómetros.