Heridas tres personas en un accidente causado por una conductora ebria que se saltó cinco semáforos en Ourense

OURENSE, 22 (EUROPA PRESS)

Tres personas resultaron heridas en un accidente de tráfico en el que la conductora del vehículo en el que viajaban, que se encontraba en estado ebrio, se saltó de cinco semáforos en rojo, realizó un trompo y posteriormente se empotró contra la fachada de un edificio, de madrugada en la ciudad de Ourense.

Según informó hoy la Policía Local, el accidente se registró a las 3.05 horas en la intersección de las calles Progreso y García Mosquera. Una patrulla de servicio por la zona observó a un vehículo, modelo Ford Fiesta, que realizaba un trompo al acceder de la Plaza Concepción hacia la calle Progreso.

La conductora del turismo, de 20 años de edad, siguió por la calle Progreso hacia el Jardín del Posío, donde se saltó todos los semáforos en rojo, hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes para que detuviera el vehículo y finalmente se empotró contra la fachada de un edificio en la calle García Mosquera.

Como consecuencia de la colisión, las tres acompañantes resultaron heridos leves y quisieron trasladarse por sus propios medios al Complexo Hospitalario de Ourense (CHOU) para ser atendidas. Se trata de N.V.R., de 23 años; N.S.D., de 19 años; y M.J.G.A., de 25 años, todas vecinas de la ciudad de Ourense.

La conductora del turismo, S.C.T., de 20 años y vecina de Ourense, dio positivo en la prueba de alcoholemia al superar más de dos veces la tasa de alcohol permitida. Los agentes instruyeron diligencias al Juzgado por estos hechos.

ZIG-ZAG

Por otro lado, una patrulla de la Policía Local dio el alto a un conductor de 35 años al comprobar que circulaba en zig-zag y presentaba "síntomas evidentes" de hallarse bajo los efectos del alcohol.

Los hechos se produjeron a las 0.45 horas de hoy a la altura del número 1 de la calle Curros Enríquez, en Ourense. Una patrulla policial observó a un vehículo que circulaba por esa vía en zig-zag, por lo que le dieron el alto. Al comprobar que el conductor presentaba síntomas de estar ebrio fue sometido a las pruebas de alcoholemia.

Según informó la Policía Local, José Luis G.L., de 35 años y vecino de Ourense, arrojó un resultado positivo al superar más de cuatro veces la tasa de alcohol permitida.