Hermida

SANTANDER, 9 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado las obras de la ampliación de la recogida neumática de residuos en el margen sur de Marqués de la Hermida, en el tramo entre Carlos Haya y Antonio López; las calles Nicolás Salmerón, Madrid, Ruiz Zorrilla, Carlos III, Plaza del Progreso y calle Rodríguez; y el margen norte de la calle Castilla, entre Isabel II y Rodríguez, así como el tramo de Antonio López comprendido entre Nicolás Salmerón y Ruiz Zorrilla.

El proyecto de recogida neumática, que cuenta con un presupuesto de 3,9 millones euros, con cargo al Fondo de Inversión Local, afectará a una superficie total de alrededor de 12.000 metros cuadrados, en los que se renovarán 6.000 metros cuadrados de aceras y cerca de 1.500 metros lineales de tuberías y se instalarán papeleras, bancos y bocas de riego.

La concejala de Medio Ambiente, Carmen Ruiz, acompañada por representantes de las asociaciones de vecinos de la zona, comprobó el estado en el que se encuentran las obras y les expuso los beneficios que supondrá una actuación que, además de la instalación de este novedoso sistema de recogida de residuos, incluirá la renovación de aceras y mejora de infraestructuras, abastecimiento, saneamiento, riego, iluminación y asfaltado de las calles.

Ruiz indicó que este proyecto se completa con la eliminación de barreras arquitectónicas, siguiendo la línea que se ha marcado el Ayuntamiento en todas las obras de regeneración urbana que se ejecutan en la ciudad, de manera que cada día un mayor número de calles son accesibles para personas con movilidad reducida y más fáciles de transitar para todos los ciudadanos.

La concejala explicó que esta actuación dará continuidad a la ya ejecutada en el resto de Castilla-Hermida, donde la recogida neumática de residuos se pondrá en marcha en las próximas semanas, tras una campaña informativa a los vecinos de la zona para que conozcan su funcionamiento.

Ruiz señaló que las ventajas de este sistema son muchas, entre otras que una vez puesto en marcha el sistema los camiones de recogida de basura ya no circularán por Castilla-Hermida, con lo que el tráfico ganará en fluidez, al tiempo que se reducen los ruidos y la contaminación atmosférica. Además, los contenedores desaparecerán, por lo que se eliminará su impacto visual, así como otras molestias asociadas a los mismos y además los vecinos podrán depositar la basura a cualquier hora, añadió.

La concejala recalcó que el sistema de recogida neumática se está imponiendo como la solución más eficiente para la recogida de los residuos y supone una apuesta de futuro, cada vez con mayor implantación que ya está funcionando con éxito en ciudades como Vitoria, Madrid, Barcelona, Sevilla o Zaragoza.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Santander ha realizado un "gran esfuerzo inversor", destinando casi 10 millones de euros a implantar este "moderno y pionero" sistema de recogida de residuos urbanos Castilla-Hermida, que en breve será el primer barrio santanderino en disponer de esta avanzada tecnología.