III

AVILÉS/GIJÓN, 22 (EUROPA PRESS)

Trabajadores de la empresa auxiliar Montrasa-Maesa impidieron hoy la salida de arrabio del horno alto de Gijón lo que obligó a paralizar la actividad de la acería LD-III al no llegar material, según confirmaron a Europa Press fuentes de la empresa. Los operarios procedieron también a cortar el tráfico de una de las carreteras interiores de la fábrica.

Las protestas comenzaron a primera hora de la mañana y hacia las 13.00 horas quedó la situación normalizada en las instalaciones afectadas y se restableció la circulación, según la compañía.

La empresa expresó su sorpresa ante las nuevas protestas de los trabajadores de Montrasa después de la reunión que mantuvo ayer con los sindicatos y recordó su voluntad de dialogo con los sindicatos.