Ingeniatrics aplica nanotecnología para refrigerar una caseta en la Feria, que consume ocho veces menos

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

La empresa de base tecnológica (EBT) Ingeniatrics, a través de su división Frialia, ha instalado un sistema de refrigeración en una caseta de la Feria de Abril de Sevilla a partir de la evaporación de agua mediante nanotecnología, que consume ocho veces menos energía que un aire acondicionado estándar y puede rebajar la temperatura ambiente hasta diez grados.

En una nota, Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) indicó que la principal novedad de este sistema de nebulización frente a los existentes hasta el momento es que "no moja gracias a la tecnología 'Flow Blurring'", desarrollada y patentada por Ingeniatrics, que permite emitir microgotas mucho más pequeñas que las de los sistemas habituales y ya mezcladas con aire, por lo que se evaporan inmediatamente, antes de mojar.

"Con este sistema, se consigue un microclima gracias al efecto refrigerador de la evaporización del agua, pero se evita la incómoda sensación de ser mojado", añadió.

Según explicó, la instalación de este sistema de refrigeración es sencilla, ya que "sólo requiere unas horas de montaje y no implica un aparataje voluminoso y toma el agua directamente de la red". La tecnología de nebulización 'Flow Blurring' está basada en una geometría "simple y robusta" que permite la formación de un spray de gotas muy finas con una eficiencia energética "sin precedentes".

La primera aplicación práctica de esta tecnología se ha probado "con éxito" en un proyecto de I+D+I financiado por Corporación Tecnológica de Andalucía y desarrollado por Ingeniatrics y la Fundación Cajamar para la refrigeración de invernaderos, en el que participó el grupo de investigación de 'Física e ingeniería de tecnologías microfluídicas emergentes' de la Universidad de Sevilla. "Este proyecto tendrá una gran utilidad para la consecución de fruta fresca de alta calidad durante todo el año en invernadero", matizó.

Ingeniatrics es una empresa surgida a partir de una 'spin off' de la Universidad de Sevilla y realiza desarrollos punteros en nanotecnologías aplicables a los sectores agroalimentario y biomédico, entre otros. Dentro del área de diagnósticos, tienen tecnologías basadas en micropartículas con potencial para el diagnóstico de varias enfermedades a la vez o para la evaluación de cuadros clínicos con una sola prueba. En la actualidad, desarrolla cinco proyectos de I+D+I financiados por CTA.