Intervenido en Burjassot (Valencia) un arsenal en el domicilio de un detenido como presunto autor de malos tratos

El detenido tenía en su poder granadas, armas de aire comprimido y de fuego, cuchillo y uniformes militares de distintos ejércitos

VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Comisaría de Burjassot (Valencia) y especialistas en desactivación de explosivos de la Jefatura Superior de Policía intervinieron la pasada semana un arsenal en un chalé de la localidad valenciana de Llíria propiedad de un detenido como presunto autor de un delito de malos tratos.

Según informó la Jefatura en un comunicado, en el domicilio del detenido, de 52 años y nacionalidad española, los agentes se incautaron de siete granadas de mortero y cinco de mano; varios proyectiles de artillería de diversos calibres; un torpedo granífugo; tres cajas con colas estabilizadoras de granadas de mortero; varias armas con sistema de aire comprimido --dos pistolas, un revólver y dos escopetas-- así como armas de fuego --tres pistolas, un revólver, dos rifles, cuatro escopetas y dos subfusiles--.

Además le intervinieron munición; una espada, seis machetes, dos dagas, una flecha de arpón y diversos uniformes militares de distintos ejércitos y nacionalidades. Los agentes consideran al detenido presunto autor de los delitos de malos tratos, detención ilegal, atentado a agentes de la autoridad y tenencia ilícita y depósito de armas, munición y explosivos.

Los hechos ocurrieron sobre las 11.45 horas del pasado miércoles, cuando los agentes de la Policía Local de Burjassot tuvieron conocimiento de que se podría estar produciendo un delito de malos tratos en un domicilio de esa localidad. Los efectivos se dirigieron al lugar, donde observaron a una mujer que gritaba pidiendo auxilio y a un hombre que, al percatarse de la presencia policial, se introdujo la mano en el bolsillo "en actitud sospechosa".

En ese momento, los policías se abalanzaron sobre él, lograron arrebatarle una pistola y le detuvieron como presunto autor de los delitos de malos tratos, atentado a agente de la autoridad y detención ilegal. Los policías pudieron comprobar como la pistola intervenida tenía el cargador lleno, estaba montada y tenía un cartucho en la recámara, según la Jefatura.

Al tener conocimiento de lo ocurrido, los agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Burjassot iniciaron una investigación, que permitió localizar en las inmediaciones del lugar donde se produjeron los hechos, una furgoneta Fiat, con la que supuestamente el ahora detenido se había desplazado a la localidad. En el vehículo, los agentes intervinieron una escopeta de cañones recortados con dos cartuchos en la recámara y más munición.

Como consecuencia de las investigaciones, ante la sospecha de que el ahora detenido pudiera tener en su poder algún otro tipo de arma, el pasado viernes los agentes de la Comisaría de Burjassot, en colaboración con agentes especializados en desactivación de explosivos de esta Jefatura Superior de Valencia, procedieron a la entrada y registro de su domicilio de Llíria, en el que intervinieron diverso material militar y un gran arsenal de armas, munición y explosivos, por lo que también le imputan un delito de tenencia ilícita y depósito de armas, munición y explosivos.