Isabel Carrasco participa en una celebración centenaria en Robledo de Babia (León) en la que el cura paga el vino

LEÓN, 18 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, participó hoy en la fiesta centenaria que cada año se celebra en Robledo de Babia en la que el cura está obligado a pagar el vino y los vecinos preparan una abundante comida.

Esta tradición se remonta a 1611, momento en el que un cura llegado al pueblo años antes, Alonso Álvarez, estableció una fundación por la que legaba a los curas que le fueran sucediendo un "importante patrimonio" en forma de tierras y casas, para lo cual obligaba a que se festejase su santo con una cantara de vino pagada por el cura que estuviera al frente de la parroquia, según informó la Diputación de León en una nota recogida por Europa Press.

Isabel Carrasco estuvo acompañada por el vicepresidente segundo de la Diputación de León, Cipriano Elías Martínez y por el diputado delegado del Instituto Leonés de Cultura, Marcos Martínez en los actos organizados por la pedanía de Robledo de Babia en honor a Alonso Álvarez de la Torre, paisano y bienhechor del pueblo.

La localidad, pedanía del Ayuntamiento de San Emiliano, cuenta con una población estable de 25 ó 30 personas que participan activamente en la organización de esta tradicional fiesta.

Tras la celebración de la misa, se ofreció una comida en un local comunitario del pueblo a la que asistieron todos los vecinos del lugar y señaló que se trata de una tradición heredada generación tras generación, que describe a los vecinos de la zona como "hospitalarios, amables y acogedores".

Además, mostró su reconocimiento a las mujeres del pueblo porque, según afirmó, "dejaron constancia de su buena mano en la cocina" y agradeció la invitación cursada por el alcalde pedáneo de Robledo de Babia, Ernesto Álvarez, al que manifestó que las puertas de la Diputación Provincial están abiertas para lo que el pueblo entienda oportuno.