IU propone "rescatar" el sector público en España y la Unión Europea para combatir la crisis

ZARAGOZA, 18 (EUROPA PRESS)

El candidato de Izquierda Unida (IU) en las próximas elecciones al Parlamento europeo del 7 de junio y actual eurodiputado, Willy Meyer, propuso hoy "rescatar" el sector público empresarial en España y la Unión Europea (UE) como mecanismo para luchar contra la presente crisis global.

De visita en Zaragoza para participar en unas jornadas interparlamentarias de IU dedicadas a la crisis, Willy Meyer enmarcó su propuesta en la defensa de la Europa de los ciudadanos y las regiones, en la que deben cobrar protagonismo las personas, dijo.

Meyer aludió al proceso de privatización del sector público que, en su día, dependía del Gobierno de España, proceso realizado por PSOE y PP sucesivamente, con lo cual ahora "no tenemos ningún resorte público de intervención".

El eurodiputado alertó de que España, sin sector público estatal apreciable, ha perdido un importante número de empleos en la actual crisis, frente a países como Alemania y Francia.

Entre los sectores que se han de "rescatar", Willy Meyer mencionó una parte del sector financiero, parte de la actividad industrial y del sector del automóvil, así como de la siderurgia, el transporte, correos, telecomunicaciones y agua. Para el caso europeo proponen "lo mismo" bajo la fórmula de los consorcios.

Un ejemplo que mencionó Meyer es el de ACENOR y parte del sector del automóvil, tras lo que recomendó que cualquier ayuda del Estado al sector privado debe derivar en la presencia estatal en los Consejos de Administración de las empresas.

POCO CREÍBLE

Willy Meyer aprovechó para acusar al presidente del Gobierno central, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, de ser "muy poco creíble" porque defiende ahora un cambio de modelo económico, cuando anteriormente ha impulsado sectores volátiles como el de la construcción.

El candidato de IU remarcó que la coalición rechaza, expresamente, medidas contrarias a los intereses de los trabajadores, como el aumento de la jornada laboral.

La portavoz de Izquierda Unida en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, Inés Sabanés, quien mencionó la adopción de una estrategia coordinada entre los diferentes Grupos institucionales de que dispone la coalición.

Sabanés demandó la creación de un modelo productivo menos dependiente de la construcción y, en general, reclamó el cambio de modelo económico, apostando por las acciones de investigación en sectores estratégicos, en especial las energías limpias, así como la mejora de la protección social de los parados y las familias que han dejado de percibir las prestaciones.

Inés Sabanés criticó la progresiva supresión de impuestos realizada en algunas Comunidades autónomas, como el que grava los patrimonios más cuantiosos.

UN ROBIN HOOD

El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, afirmó que Zapatero se disfraza de Robin Hood --héroe del folclore inglés defensor de los pobres y oprimidos--, en el sentido de que "es el gran defensor de los trabajadores y del cambio de modelo", pero en realidad se mantiene en el "continuismo".

El objetivo de Llamazares es que Zapatero realice políticas de izquierdas, es decir, basadas en la defensa de los trabajadores, por ejemplo, dando protección social a quienes ahora no la tienen. Según el diputado, es preciso un pacto de Estado que tenga en cuenta los intereses de los trabajadores.

Gaspar Llamazares advirtió a "Robin Hood" de que "se va a encontrar con la aritmética parlamentaria" y criticó al Gobierno central, de nuevo, porque ofrece "un plato combinado" cuando lo necesario es "un menú compartido por la mayoría parlamentaria".

El diputado aprovechó para avisar de que la ayuda oficial aprobada para estimular la venta de coches "es una propuesta que puede ser mal utilizada" y recomendó conceder las ayudas sólo para favorecer la producción en territorio español, lo que excluye la importación de vehículos de gran cilindrada. También propuso incentivar la producción que proteja el medio ambiente.

Asimismo, Gaspar Llamazares propuso que las ayudas del Estado a la banca privada permitan que éste entre en los Consejos de Administración del sector financiero.