Izquierda Unida Canaria pide al Estado una reforma fiscal para que "paguen quienes más tienen" para afrontar la crisis

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 6 (EUROPA PRESS)

Izquierda Unida Canaria (IUC) propone al Estado una reforma fiscal en la que "paguen los que más tienen" con el fin de afrontar la crisis solicitando además que se intensifique la lucha contra el fraude, así como eliminar "privilegios" del Régimen Económico y Fiscal de Canarias.

Así se ha informado en un comunicado de la formación de izquierdas en el que exponen cinco propuestas que "alivien los efectos negativos de la crisis" y que siente las bases de un cambio de modelo económico posterior. Además de la reforma fiscal, los de Izquierda Unida solicitan que haya una prestación social de hasta 600 euros al mes para las familias con todos sus miembros en paro y aquellos que dejen de percibir ingresos.

Proponen también la creación de 1.900.000 de puestos de trabajo entre 2009 y 2011 creando empleo públicos en escuelas de 0-3 años, sanidad, dependencia o justicia. Dentro de esta propuesta incluyen un plan de mejora de la eficiencia energética y la construcción de infraestructuras públicas necesarias. Incluyen también el rechazo a los expedientes de regulación de empleo, en empresas que obtuvieron beneficios en 2008, la incorporación de una cláusula social en licitaciones y contrataciones de las administraciones públicas, para excluir a quienes hubieran reducido plantillas durante el último año, y, además, "se aboga por la concesión de préstamos a las pymes sin interés, condicionados a la conservación de los empleos".

IUC insta al Estado a que compre 100.000 viviendas, construidas antes de enero de 2009, "de forma proporcional a la demanda de vivienda protegida en cada municipio" en donde el alquiler costará un máximo del 30 por ciento de los ingresos familiares. Han solicitado también que los recursos para infraestructuras "innecesarias" --señalando el puerto de Granadilla, terceras pistas aeroportuarias, determinadas autopistas-- se destine a potenciar el transporte público, la explotación pública de las energías renovables, la atención a la dependencia y a otros sectores del bienestar intensivos en empleo y generadores de calidad de vida.

IUC ha considerado, además, que "evitar que la crisis golpee a los más débiles y se repita en el futuro obliga a repartir más y mejor", así como una mayor intervención del Estado en la economía y más autosuficiencia alimentaria, entre otras propuestas de la formación de izquierdas con el objetivo de que "toda la ciudadanía quepa en la economía".