Jabyer Fernández denunciará a la Diputación vizcaína por el "daño promovido" contra Iurbenor

Afirma que el "vilipendio mediático" contra su persona siembra la desconfianza entre sus socios, clientes y más de 400 proveedores

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del Grupo Afer, Jabyer Fernández, anunció hoy que el grupo empresarial que dirige utilizará todos los recursos a su alcance para hacer valer sus derechos y exigirá compensaciones en los tribunales por el "daño que desde la máxima instancia de la Diputación Foral de Bizkaia se ha promovido".

En un comunicado, Fernández salió al paso de informaciones referentes a la ampliación del plazo de entrega para la presentación de la documentación exigida para la solicitud de aplazamiento del pago del IVA correspondiente a la operación de Puerta Bilbao, de la promotora Iurbenor, para señalar que dicho aplazamiento "no constituye ninguna gracia o deferencia específica para la sociedad Iurbenor por parte de la Diputación Foral de Bizkaia".

En ese sentido, explicó que es una medida general aplicada a múltiples empresas y publicada en el BOB, y que no tiene como objetivo colaborar o beneficiar de manera alguna a la solicitud de la compañía que preside.

Independientemente de dicho aplazamiento, Iurbenor procedió hoy a presentar "en forma y plazo" toda la documentación pertinente para que dicho aplazamiento sea aceptado, que incluye la solicitud de aplazamiento, los convenios firmados por el diputado general en su día, el plan de negocio de Habidite Alonsotegi realizado por una consultora externa y todos los documentos notariales relativos a las acciones societarias pertinentes.

En cuanto a las inspecciones puestas en marcha por el departamento foral de Hacienda "a instancias de José Luis Bilbao" a las empresas del Grupo Afer, indicó que éstas dieron comienzo el pasado día 5, sin haber finalizado a día de hoy.

Según lamentó, las empresas pertenecientes o participadas por Jabyer Fernández "siguen inmersas en este guiñol financiero y mediático promovido por el diputado general, cuyas marionetas maneja a su antojo y con total impunidad, y cuyo último fin es el de evitar hacer frente a los compromisos adquiridos mediante firma, con la sociedad Habidite Alonsotegi en diciembre de 2006, y que para alcanzar su objetivo no duda en usar y abusar de los vastos recursos que tiene a su alcance".

En este marco de "hostigamiento sin precedentes" contra un grupo empresarial, denunció el "apartheid concursal" en que se ve inmerso el grupo de dirige que hace que en los últimos 18 meses se haya reducido su cartera de obra, y con ello su facturación, hasta en un 60 por ciento, "por el simple hecho de exigir que se cumplan los compromisos adquiridos entre José Luis Bilbao y Jabyer Fernández ante la sociedad".

A juicio del empresario, desde la Diputación Foral de Bizkaia se ha promovido el "vilipendio mediático" contra la persona de Jabyer Fernández y su grupo de empresas, resultando en una "importante desmotivación de sus 1.500 trabajadores, y se ha sembrado la desconfianza entre sus socios, clientes y más de 400 proveedores, deteriorando su imagen pública de manera inaceptable y poniendo en riesgo la forma de vida de muchos miles de familias".