Jai para garantizar su conservación y protección

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El diputado socialista en la Asamblea de Madrid Francisco Contreras reclamó hoy que el Gobierno regional expropie el Frontón Beti-Jai para garantizar su conservación y protección y que se firme un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para su recuperación y puesta al servicio de la ciudad.

Contreras recordó que el frontón Beti-Jai es "una joya de la arquitectura madrileña, un edificio único en su tipología, que mereció en 1977 la incoacción de expediente de Monumento, y que fue ratificado en 1991 como Bien de Interés Cultural".

El socialista indicó que el espacio "se encuentra en ruinas" a pesar de que el Grupo Socialista ha reivindicado en anteriores legislaturas la intervención de la Comunidad en la recuperación del frontón como Bien de Interés Cultural de la Ciudad e hito urbanístico del distrito Chamberí.

El parlamentario retomó las palabras del director general de Patrimonio en 1998, José Miguel Rueda, que manifestó en un escrito sobre el Beti-Jai, fechado el 7 de mayo de ese año, que "restaurarlo cuidadosa e íntegramente y destinarlo al uso de frontón (...) será la manera más apropiada de recuperar no sólo uno de los edificios más valiosos de nuestra arquitectura, sino la memoria de la cultura que lo hizo posible".

Además, el socialista recordó que Rueda sugería que se podrían "iniciar los contactos con la empresa Frontón Jai Alai S.L. para formalizar un convenio que permita a la Comunidad de Madrid participar en los costes de restauración".

En este sentido, el diputado socialista se preguntó "¿qué ha sucedido desde entonces para que la Comunidad de Madrid cambie de actitud? ¿Acaso los intereses inmobiliarios de ciertos implicados en la operación Malaya?", añadió.

"Teniendo en cuenta la desidia de los propietarios y de la Dirección General de Patrimonio, el Grupo socialista exige a la Comunidad de Madrid la expropiación del Frontón Beti-Jai, la firma de un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para su recuperación y puesta al servicio para actividades deportivas o culturales, y la invitación a la participación de la definición de su uso a los diferentes colectivos que luchan por su recuperación", concluyó.