Jáuregui, el ministro que ya pensaba en jubilarse


Con su nombramiento se cierra el círculo: a sus 62 años, Ramón Jáuregui, que contaba con jubilarse en el Parlamento Europeo, será ministro de Presidencia. De esta forma rellena la última casilla que le quedaba en su carrera política tras haber pasado por todos los escalones posibles en la política española.Este socialista de toda la vida, guipuzcoano de nacimiento e ingeniero y abogado de formación, vuelve a la política nacional apenas un año después de abandonarla a regañadientes. Su salida llegó cuando fue nombrado 'número dos' de la candidatura socialista en las últimas elecciones europeas, formando dupla con Juan Fernando López Aguilar, posición que él mismo veía como destinada a complementar la inexperiencia del político canario. De esta forma, Jáuregui, uno de los mayores experto del país en responsabilidad social corporativa, vuelve a su plaza favorita: la política nacional. Eso sí, no en la cartera que hubiera deseado, ya que según confesó en una entrevista con lainformacion.com si hubiera tenido que elegir una cartera hubiera sido la de Industria.Jáuregui es un perro viejo en el mundo político (ha sido teniente de alcalde en San Sebastián, diputado autonómico, consejero autonómico, vicelehendakari y diputado nacional) y en el socialismo (secretario general de los socialistas vascos, secretario general del PSOE en el Congreso y secretario general de los socialistas europeos).Su llegada al Ejecutivo no sólo sirve para cerrar una carrera política extensa y ampliamente valorada, sino para dotar al Ejecutivo de una experiencia y un peso político que serán clave para afrontar la segunda mitad de la legislatura. Además, el que fuera el negociador del Gobierno en el Congreso cuenta con la ventaja de tener una gran imagen no sólo en su partido, sino también en la oposición.