Junta impulsará una alianza andaluza para la convergencia educativa, esencial para una "convergencia económica" sólida

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de José Antonio Griñán se ha marcado como objetivo impulsar lo que denomina la alianza andaluza para la convergencia educativa, que suponga equiparar el nivel educativo en Andalucía a los mejores niveles educativos europeos, al tiempo que se considera algo fundamental para que haya una convergencia económica sólida, fuerte y decente.

La consejera de Educación, Mar Moreno, hizo este anuncio hoy en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, durante la que explicó se va a iniciar un marco de diálogo y de acuerdo en torno a esta alianza con toda la comunidad educativa, apuntando que es clave que el profesorado y los padres de alumnos recuperen cooperación y entendimiento. Señaló que la nueva Ley de Educación de Andalucía será la "gran palanca" de esta alianza de convergencia educativa y expresó su deseo de abrir puertas de "consensos totales o puntuales con el Partido Popular" en torno al desarrollo de esta norma.

"Sería muy deseable que en lo que pudiéramos compartir, pudiésemos encontrar puntos de encuentro", según señaló la consejera, que dijo que el PP figura "entre los posibles actores fundamentales de esta alianza".

En opinión de Mar Moreno, el propio cambio en el modelo productivo de la comunidad no se podrá producir sin esa convergencia educativa y dijo que desde Andalucía se quiere mirar a Europa y converger con los mejores sistemas educativos. Dijo además que es positivo poner el foco en los actuales defectos del sistema para tratar de corregirlos.

Todo ello pasa, sin duda, según añadió, por aceptar los objetivos de la estrategia de Lisboa, en lo que se refiere a equidad, calidad y apertura. La convergencia en equidad pasa por obligar a mantener y mejorar la igualdad en el acceso educativo, un aspecto en el que Andalucía es "bastante convergente" en este momento.

Moreno añadió que converger en calidad es un gran reto y persigue mejorar resultados y el acceso al éxito educativo de sectores cada vez más amplios. La convergencia en apertura pasa por impulsar la vocación europea del sistema educativo, esto es, presencia de lenguas extranjeras o posibilidad de que estudiantes andaluces tengan movilidad en la UE.

Recalcó que todos estos objetivos van a obligar a reforzar valores como el esfuerzo o la exigencia, sin dejar atrás el valor de la igualdad. A su juicio, esta alianza también supondrá poner el foco en el fortalecimiento de esa Europa de la ciudadanía.

La consejera deseó que en la comunidad educativa se recupere en este momento esa motivación que se dio en los años 80, cuando se luchaba desde el profesorado por que Andalucía estuviera presenten en los parámetros educativos de la época.

Preguntada por el presupuesto que se requerirá para impulsar esa alianza, la consejera quiso dejar claro que el debate no se puede simplificar a los recursos económico, que, no obstante, no se pueden obviar. Se trata, en su opinión, de destinar muy bien los recursos de que se dispone a los objetivos que se persiguen, esto es, hay que "gastar mejor". Insistió en que hay que hacer un esfuerzo por focalizar cuáles son los objetivos de convergencia y a dónde se tienen que dirigir principalmente los recursos económicos.

De igual manera, señaló que si hay algo que necesita esta alianza es "estabilidad en la normativa", ya que ésta no debe someterse a constantes cambios y dijo que, en este sentido, la nueva Ley de Educación de Andalucía da mucho margen.

NECESARIO CONCURSO DE ORGANIZACIONES SINDICALES

La consejera también quiso dejar claro que para llevar a cabo esta alianza es necesario el concurso de las centrales sindicales, apuntando, tras ser preguntada por la convocatoria de huelga de interinos, que espera ampliar el marco de acuerdo y minimizar el inevitable marco de discrepancia.

Expresó su respeto a la jornada de huelga e insistió en su objetivo de dialogar y en que se reduzcan a la "mínima expresión las divergencias".