La Academia Canaria de Seguridad forma a los Policías Locales de Gran Canaria sobre el uso de los desfibriladores

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 27 (EUROPA PRESS)

La Academia Canaria de Seguridad forma durante hoy y mañana a doce policías locales de la isla de Gran Canaria sobre el uso y manejo de los desfibriladores automáticos externos en un curso que se imparte en el aula de formación del cuerpo local de policía de Telde, según informó el Gobierno de Canarias en nota de prensa.

Con este curso, la institución pretende sensibilizar a los colectivos de seguridad sobre la valoración y asistencia primaria del paciente hasta la llegada de los servicios sanitarios, con el objetivo final de aumentar la supervivencia de las personas que han sufrido un paro cardíaco súbito.

La instalación de desfibriladores automáticos externos en lugares de pública concurrencia como playas, centros comerciales, aeropuertos y estadios, ha hecho que la Academia Canaria de Seguridad haya intensificado la formación de policías locales sobre la utilización de estos aparatos, que permiten reestablecer el ritmo cardíaco, reduciendo así la discapacidad y mortalidad por enfermedad cardiovascular.

"Se trata de que los policías y agentes de emergencia sean conscientes de la importancia que poseen como potenciales salvavidas, ya que suelen ser los primeros que intervienen en la mayoría de las emergencias. Resulta, pues, fundamental que se sumen a la cadena de socorro y puedan responder de una manera rápida y eficaz hasta la llegada de los equipos sanitarios", indicó el director de la Academia Canaria de Seguridad, Víctor Tomás Chinea Mendoza, que recordó que "por cada minuto de retraso en la aplicación de la descarga eléctrica, aumenta en un 10 por ciento la probabilidad de muerte".

El programa formativo, reglado a nivel internacional por la American Heart Association, incide principalmente en la combinación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar y desfibrilación precoz, como forma de aumentar las probabilidades de supervivencia de la víctima y hacer frente a la fibrilación ventricular, responsable del 85 por ciento de las paradas cardíacas.

El curso, impartido por profesionales expertos de la empresa Gestión Sanitaria de Canarias, incluye una serie de prácticas donde los alumnos aprenderán a reconocer los principales signos de alarma de ataque cardíaco, como la inconsciencia, falta de circulación o respiración anormal, así como la manera de actuar para aumentar la supervivencia y acortar el tiempo hasta la desfibrilación.

La Academia Canaria de Seguridad formó durante el primer semestre del año a más de un centenar de policías locales sobre el uso y manejo de los desfibriladores automáticos, a través de los nueve cursos impartidos en las islas.