La CAC pide a los políticos se dejen de "frivolidades" y se pongan todos a tirar del Musel y de su financiación

OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Asturiana de la Construcción, CAC, Serafín Abilio Martínez, aseguró hoy que el puerto de El Musel es una "pieza importantísima para el futuro de Asturias" y muestra de ello es que todas las regiones con mar "querían un Musel", por lo que consideró que "todos los partidos políticos deberían luchar por el". "Déjense ustedes de frivolidades y pongámonos todos a tirar del Musel y de su financiación, porque es impensable estar con estas tensiones a diario", dijo Serafín Abilio Martínez.

Abilio Martínez, en una rueda de prensa tras la firma de la revisión del convenio de la construcción con los representantes sindicales, exigió a los partidos mayoritarios y a sus políticos que "tengan al menos una mínima capacidad de ponerse de acuerdo, empujar todos juntos y ser más efectivos".

En referencia a las obras de ampliación del puerto de El Musel y la decisión de la UE de no financiar los sobrecostes, Serafín Abilio Martínez, insistió en que Asturias necesita grandes soluciones y el puerto de El Musel "nunca va ser negativo, sino todo lo contrario, puede ser enormemente importante para la región".

"Todo lo que se dice de El Musel en el ámbito político es un gran perjuicio para la obra de El Musel", insistió el presidente de la patronal asturiana de construcción.

Serafín Abilio Martínez insistió en reclamar a la clase política que "trabajen todos juntos" porque a su juicio no puede ser que a diario estén a pareciendo titulares que tensionar la situación aun más. En este sentido solicitó reiteradamente "capacidad de trabajar juntos y ponerse de acuerdo".

ADELANTAR LICITACIONES.

Para la CAC resulta "fundamental" acabar con la burocracia que dilata las licitaciones, por lo que Abilio Martínez solicitó adelantar lo máximo posible todas las licitaciones de la legislatura y si es necesario los gobiernos "deben trabajar día y noche para ello".

En este sentido también los representantes de los sindicatos reclamaron agilidad a las administraciones y un esfuerzo para trabajar juntos. En este sentido el representante de FACOMA-CC.OO, Jeremías Dos Santos, indicó que las administraciones tienen que agilizar más los plazos, pero también tienen que agilizar los pagos a las empresas.

Así, indicó que hay empresas del sector que trabajan para los ayuntamientos y no pueden pagar a sus trabajadores, incluso se ven obligados a despedirlos, porque las administraciones locales "no pagan en tiempo".

Por su parte, el secretario de MCA-UGT, Eduardo Donaire, desacató que la licitación pública ha caído un 23% en el último año, un dato que consideró "muy negativo". "Hay que hacer un llamamiento a las Administración pública porque no tiene ningún sentido ni parece razonable que con la que está cayendo se registre una disminución interanual del 23% en la licitación de obra pública", dijo Eduardo Donaire.

Dos Santos también se refirió a la puesta en marcha del denominado Plan de Zapatero y afirmó que "sin negar las bondades del mismo" no se puede esperar que el mismo genere nuevos empleos, sino que lo que conseguirá es que "menos personas se vayan al paro".

"No podemos ser tampoco ser especialmente optimistas y creer que ese Plan generará empleos, lo que esperamos que ocurra, y de ahí nuestro moderado optimismo, es que una vez que se vean sus consecuencias, que hasta ahora no se han visto, menos personas pierdan su puesto de trabajo", dijo Dos Santos.

Sobre este asunto, Serafín Abilio Martínez, consideró que sería positivo para poder mejorar la situación del sector un segundo plan "más potente que el actual", en el que "sería interesante mejorar algunos aspectos".