La caída de las hipotecas nuevas se modera en marzo por segundo mes

  • Madrid, 26 may (EFE).- Las nuevas hipotecas constituidas sobre viviendas volvieron a caer en marzo, al igual que viene ocurriendo desde febrero de 2008 pero, por segundo mes consecutivo, el descenso se moderó, lo que para la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor implica que "estamos al final de lo peor".

Madrid, 26 may (EFE).- Las nuevas hipotecas constituidas sobre viviendas volvieron a caer en marzo, al igual que viene ocurriendo desde febrero de 2008 pero, por segundo mes consecutivo, el descenso se moderó, lo que para la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor implica que "estamos al final de lo peor".

Así, según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas sobre viviendas cayó en marzo, por decimocuarto mes consecutivo, el 25,5% en tasa interanual, cifra inferior al 36,7% de febrero, primer mes en el que se moderó el descenso, y al 43,5% de enero.

Para Beatriz Corredor, la ralentización de la caída registrada en marzo "indica que estamos al final de lo peor".

Además, en marzo se constituyeron 52.439 nuevas hipotecas, el 1,2% más que en febrero, mes en el que ya habían crecido el 1,3% respecto a enero.

Según indicó Corredor durante su visita al Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), la estadística de hipotecas "está en línea con los indicadores que se reflejan en otros sectores.

No obstante, desde la Asociación Hipotecaria Española (AHE) consideran que el incremento de marzo en el número de hipotecas constituidas puede obedecer a un efecto estacional -como ocurre todos los finales de trimestre-, por lo que todavía no se aventuran a confirmar "que se esté produciendo un cambio de tendencia".

Según los datos del INE, el capital prestado en marzo para las hipotecas bajó el 37,4%, hasta 6.243 millones de euros y el importe medio de estos préstamos constituidos sobre viviendas lo hizo el 16% en tasa interanual, hasta 119.067 euros, con lo que suma ya catorce meses de descensos interanuales, y retrocede el 3,7% por ciento respecto a febrero.

En términos globales, en marzo, el total de las hipotecas sobre cualquier tipo de finca rústica o urbana fue de 89.229, el 15,5% menos que un año antes, y el 0,1% más que en febrero, mientras que el capital total prestado bajó el 26,7% (12.737,7 millones) y el importe medio, el 13,3% (142.753 euros).

Como es habitual las cajas de ahorro fueron las que concedieron la mayoría de las hipotecas, el 54,2%, seguidas de los bancos (35,6%) y de otras entidades financieras (10,2%), y el tipo de interés medio de los préstamos fue del 5,1%, al tiempo que el interés variable fue utilizado de forma mayoritaria, al igual que el euribor.

Según los cálculos realizados por EFE tomando como referencia el importe medio de las hipotecas para vivienda, así como el interés y el plazo de amortización medio de las concedidas por las cajas de ahorro, la cuota mensual media para este tipo de préstamo se situó en 755,3 euros en marzo, 47,13 euros menos que en mismo mes de 2008.

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín, consideró que el crédito hipotecario se reactivará cuando deje de existir el "miedo a un derrumbe de los precios de la vivienda", lo que por sí sólo mejorará la solvencia de los potenciales compradores.

Durante la inauguración de la Conferencia Inmobiliaria de Madrid (CIMA) 2009, Martín explicó que "con una mayor demanda y unos precios estabilizados o sin miedo a un derrumbe de los precios, los demandantes de crédito verán mejorada su solvencia y sus garantías, y se reactivará el crédito".

En su opinión, para que esto ocurra es necesario dar una "impulso decidido" a la demanda, con incentivos fiscales, y "evitar que los precios de los activos se degraden exageradamente".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), José Manuel Galindo, resaltó el papel que en el ajuste del mercado inmobiliario están jugando las entidades financieras, a las que reclamó condiciones de financiación "por lo menos similares a las suyas" para las empresas del sector.