La candidatura suspuestamente “pilotada” por ETA para las europeas se querellará contra Rubalcaba y Caamaño


Mientras los magistrados de la Sala del 61 del Tribunal Supremo deliberan para decidir si anulan o no la candidatura del partido Iniciativa Internacionalista a las elecciones europeas, la formación suspuestamente “pilotada” por la banda terrorista ETA -según las demandas de la Abogacía General del Estado y del Ministerio Público- ha anunciado que presentará una querella contra los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y Justicia, Francisco Caamaño, por injurias y calumnias, según su portavoz Luis Ocampo.

Los jueces del Supremo tienen hasta este sábado a medianoche para pronunciarse. Si decide anular la candidatura del partido, éste podrá recurrir ante el Constitucional, que tendrá que tomar una decisión definitiva antes de la medianoche del viernes 22, cuando da comienzo la campaña electoral para las europeas. Gobierno y Fiscalía Consideran que, con la candidatura, los terroristas pretenden “elevar la moral” de sus bases tras fracasar en su intento de concurrir a otras citas electorales.

A las diez de esta noche concluye el plazo que los magistrados han dado a Iniciativa Internacionalista para que presente alegaciones a los escritos de la Fiscalía y el Gobierno. Ambos sostienen que el número uno de la candidatura, el dramaturgo de HB, EH y ANV Alfonso Sastre, no es sino el “banderín de enganche” elegido por ETA para enviar “una clara señal a sus votantes” de cuál es la lista que deben apoyar para obtener un escaño en el Parlamento Europeo.

La candidatura de Iniciativa Internacionalista consiguió ser proclamada después de haber reunido el número de avales de cargos públicos exigidos por la ley, aunque posteriormente buena parte de los avalistas, concejales del PSOE o del PP, retiraron su firma al sentirse “engañados”. Fue entonces, según los servicios jurídicos del Estado, cuando los promotores no tuvieron “más remedio que acudir a sus apoyos ‘naturales’” y sustituir esos avales por otros procedentes de miembros de ANV, formación ilegalizada en septiembre de 2007 por su vinculación con Batasuna pero que gobierna en 42 ayuntamientos del País Vasco y Navarra.