La ciudadrealeña Lola Merino, reelegida presidenta nacional de AMFAR por unanimidad

CIUDAD REAL, 28 (EUROPA PRESS)

La asamblea general de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR) celebrada hoy en Madrid, ha reelegido a la ciudadrealeña, Lola Merino, como presidenta nacional de la organización, y ha nombrado a la gallega, Dulce Iglesias, como vicepresidenta primera, que toma el relevo de la almeriense, María Zamora en el cargo.

La candidatura presentada por Merino ha obtenido el respaldo unánime del total de compromisorias que han asistido a la jornada electoral en representación de las 43 delegaciones provinciales y de las 13 delegaciones regionales con las que cuenta AMFAR en España, según informó la Federación en un comunicado.

Merino afronta su cuarta legislatura como presidenta de esta Federación que se constituyó en el año 1991. El Comité Ejecutivo ha quedado compuesto por la presidenta, tres Vicepresidencias que han recaído sobre la gallega, Dulce Iglesias; la conquense, Carmen Bállega, y la valenciana, Amparo Corbí.

Por otra parte, el cargo de secretaria general será desempeñado por la segoviana, Nuria Alonso; la Tesorería por la salmantina, Encarna Rogado y las dos Vocalías por Covadonga de la Roza y Carmen Daza, presidentas provinciales de Amfar Granada y Amfar Sevilla, respectivamente.

La elección de los nuevos cargos del Comité Ejecutivo se ha llevado a cabo en la Asamblea General celebrada hoy en Madrid, cuyo orden del día ha incluido además la integración de AMFAR-Ávila en la Federación, sumando de este modo una delegación provincial más a las 43 que ya forman parte de federación AMFAR.

Asimismo, han sido presentados el balance económico del 2008 y los presupuestos para este 2009. Todas las representantes provinciales y autonómicas han coincidido en centrar los objetivos de este año en asegurar el principio de Igualdad para la mujer rural española y en potenciar la interlocución social de la organización con distintos organismos de carácter público y privado.

COTITULARIDAD

La cotitularidad de la mujer en las explotaciones agrarias, aprobada en marzo de este año por el Gobierno central, ha sido uno de los objetivos prioritarios de AMFAR desde su constitución.

Merino recordó a todas las delegadas de esta organización que se trata de una medida que no da respuesta a las verdaderas necesidades laborales de las mujeres en el campo español, y que tampoco es una medida real para que la mujer que realiza una actividad agrícola vea reconocido su trabajo y por tanto sus prestaciones sociales propias.

"El texto aprobado el pasado mes de marzo está cojo, ya que no recoge ayudas, bonificaciones o incentivos, ni ningún tipo de medida que garantice la incorporación de la mujer a la Seguridad Social", sentenció Merino.

La presidenta electa, Lola Merino, repasó otros de los pilares fundamentales de la organización para el presente año, como son la conciliación de la vida laboral y familiar, la incorporación de la perspectiva de género en las políticas de desarrollo rural y la presencia de la mujer en los órganos de decisión.

La violencia de género fue otro de los asuntos abordados en el transcurso de esta Asamblea, en la que se recordó la labor que desarrolla la organización para luchar contra el terrorismo doméstico del siglo XXI, así como que el Ministerio de Igualdad debe dar respuesta a esta lacra social que sigue cobrándose la vida de numerosas mujeres en nuestro país.

En último lugar, Merino informó a las responsables provinciales y regionales de las conclusiones obtenidas de la reunión celebrada recientemente con la ministra de Igualdad para constituir el Consejo de Participación de la Mujer.

Asimismo, instó a todas las delegaciones a que sigan haciendo especial hincapié en la formación y en el empleo, dos herramientas fundamentales para la mejora de la situación de las mujeres rurales españolas, un colectivo que ya supera los cinco millones de española.