La Comunidad de Madrid recibirá 38 millones del Plan E para aplicar la Ley de Dependencia

Aguirre y Jiménez se deshacen en elogios y se comprometen a mantener la colaboración entre ambas administraciones

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid recibirá 38 millones de euros del Fondo Especial para la Dinamización de la Economía y Empleo que se destinarán a la aplicación de la Ley de Dependencia gracias a la firma de un acuerdo rubricado hoy entre la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, y la presidenta regional, Esperanza Aguirre.

Del total del dinero destinado a Madrid, 24,6 millones de euros irán dedicados a transformar 761 plazas válidas para dependientes, y 13,3 millones de euros se invertirán en la creación de 743 nuevas plazas en distintas residencias y centros de día que estarán habilitados para el segundo semestre del año, explicó Aguirre. Según cálculos de la Comunidad de Madrid, estas actuaciones podrían crear más de mil puestos de trabajo.

La dirigente autonómica se encargó de destacar que estos 38 millones de euros se sumarán a los más de 830 millones que el Gobierno madrileño destina dentro de sus presupuestos a la atención y prevención de situaciones de dependencia.

"Estos proyectos se suman a las inversiones ya previstas por la Consejería. En total, las inversiones de la Comunidad de Madrid en centros y residencias de la región contarán en 2009 con más de 45 millones de euros", indicó Aguirre.

La jefa del Ejecutivo autonómico destacó que las obras de remodelación de estas plazas para dependientes comenzarán en el mes de junio, motivo por el que el Gobierno regional ha ofrecido a las personas que se verán afectadas por estos trabajos la posibilidad de cambiar de residencia para que no sufran las molestias que toda reforma conlleva.

Tras destacar que Madrid reúne el 18 por ciento del total de plazas residenciales reconocidas en el Sistema para la Autonomías y la Atención a la Dependencia, la presidenta regional precisó que el convenio supone que la red de Servicios Sociales, "preexistente a la Ley de Dependencia", se adapte a la actual cartera de servicios.

En este sentido, puntualizó que los Programas Individuales de Apoyo (PIAS) ya tienen reconocidos a más de 17.500 personas, de las que el 80 por ciento ya reciben atención en los centros residenciales de la Comunidad de Madrid.

También recalcó que la región suma a día de hoy más de 52.864 plazas de atención residencial y centros de día, 3.000 plazas de atención temprana gratuita, 78.700 ayudas a domicilio y 117.000 teleasistencias.

COLABORACIÓN ENTRE AMBAS ADMINISTRACIONES

Por su parte, la ministra de Sanidad, que calificó de "importante" el convenio firmado hoy, aseveró que en los últimos meses se ha avanzado mucho en materia de Dependencia, dado que 480 millones de euros del Plan E irán destinados a las comunidades autónomas de tal forma que puedan ayudar al desarrollo de la normativa con iniciativas concretas, ampliando plazas de residencias y creando puestos de cuidadores.

Este convenio, según recordó, se ha firmado ya con todas las comunidades autónomas salvo con Navarra y con el País Vasco, en este último caso a la espera de que Patxi López fuera investido lehendakari.

"Las iniciativas que ha planteado la Comunidad de Madrid (en esta materia) nos parecen de una enorme relevancia en el sentido de cómo van a ayudar a hacer más fácil la vida de las personas dependientes aquí", insistió

Jiménez mostró en todo momento la colaboración del Ministerio que dirige con la Comunidad de Madrid. "Quiero que cuentes con el Ministerio de Sanidad y Política Social, quiero que haya una colaboración como la que he encontrado desde el primer día con la consejera, quiero que nos pongamos juntas a trabajar porque hay un interés máximo por parte tanto de la Comunidad como del Ministerio por desarrollar e implementar un derecho tan importante", le dijo a Aguirre.

"Hoy es el símbolo del comienzo de una renovada relación y de un ámbito que sé que es especialmente querido por la Comunidad", mantuvo la ministra, quien agradeció el apoyo del Gobierno regional para el desarrollo y la implantación definitiva de la Ley de Dependencia.

La responsable de Sanidad se apresuró a desmentir que desde el Gobierno central se haya criticado a la Comunidad de Madrid por entorpecer la aplicación de la Ley de Dependencia. "Soy Gobierno central y máxima responsabilidad en materia de Dependencia y Sanidad y no he realizado ningún comentario de esas características ni recuerdo que ningún otro ministro ni mi predecesor (Mercedes Cabrera) haya realizado ningún comentario sobre esta cuestión", aclaró.

Jiménez, que dijo estar convencida de que el compromiso con la dependencia es "firme" por parte de todas las comunidades autónomas, reseñó que 41.000 personas ya han solicitado las ayudas a la Ley de Dependencia y más de 36.000 las que ya gozan de este derecho.

Mientras, Aguirre, que definió a Jiménez como "una política de raza", mostró su gratitud a la ministra por hacer frente a la epidemia de gripe gripe A "con muchos reflejos y acierto y en colaboración con las comunidades autónomas".

Además, quiso dejar claro que nunca ha tenido ningún problema con la anterior ministra de Educación y Políticas Sociales, Mercedes Cabrera, ni con el anterior ministro de Sanidad, Bernat Soria, con el que dijo haber tratado menos debido a que las competencias en esta materia están transferidas a la comunidades autónomas. "Puede que dé la impresión de que Trini y yo nos llevamos mejor, por su vinculación a Madrid y por manera de ser", indicó.

La nueva era entre ambas administraciones quedó plasmada en el libro de visitas de la Comunidad de Madrid, en el que la nueva ministra de Sanidad escribió una breve cita "como anticipo" de la estrecha colaboración entre ambas administraciones en un tema "tan sensible" como es la dependencia.