La Comunidad estudiará el auto del TC sobre su Ley de Cajas para "interponer las alegaciones que correspondan"

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid va a estudiar la providencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre su Ley de Cajas para "interponer las alegaciones que correspondan" después de que éste aceptase ayer a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central el pasado 30 de marzo contra la nueva normativa del Ejecutivo regional, al considerar que altera los criterios de proporcionalidad en la representación de las corporaciones locales.

Así lo explicó el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, que en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno recordó que la Comunidad de Madrid tiene un plazo de 15 días para presentar alegaciones a esta decisión, y que, por ello, "va a estudiar el auto del Tribunal y analizar jurídicamente el mismo para, en su caso, interponer las alegaciones que correspondan".

No obstante, recalcó que "no hay nada nuevo" en la situación de Caja Madrid porque lo que se produjo ayer "no es nada más que la consecuencia obligada de la interposición del recurso de anticonstitucionalidad por parte del Estado, que en uso de las facultades que le atribuye al Gobierno la Constitución, puede pedir la suspensión de la aplicación de una ley recurrida y el Tribunal tiene que aplicarla de manera automática".

En la misma dirección, recordó que el Constitucional tiene ahora un plazo máximo de 5 meses para ratificar o no la suspensión de la aplicación de la Ley, y que, mientras tanto, la Comunidad va a plantear si es posible hacer "pequeñas modificaciones" que se adapten a la petición del Gobierno central para acabar "cuanto antes" con el conflicto de esta Ley que afecta directamente al funcionamiento normal de la Caja de Ahorros madrileña.

"Hemos planteado la posibilidad de hacer, de acuerdo con los planteamientos del Gobierno, una posible modificación puntual para recoger en su caso, si es lo que entiende el Gobierno, esas pequeñas modificaciones puntuales de estos apartados", indicó el vicepresidente, quien aseguró que así lo harán si esos cambios van a suponer el levantamiento de la suspensión del recurso por parte del Estado.

González, que aseguró que quiere resolver el problema de una forma "hablada" con el Gobierno, indicó que lo primero que van a hacer ahora es analizar estas dos cuestiones (alegaciones y modificaciones) "y en función de eso", actuarán.

Por otro lado, preguntado por el proceso electoral interno de la entidad y por la renovación del actual presidente, Miguel Blesa, González evitó señalar si desea su continuidad, pero matizó que la Comunidad espera que tenga lugar dicho proceso "porque es bueno para todos y para Caja Madrid" y es lo que marca la Ley de Cajas. De hecho, aseguró que si sigue o no Blesa "lo tendrán que decidir los órganos de Gobierno de la Caja que surjan de este modelo electoral junto con los que no ser renuevan, pero que forman parte del Gobierno".