La concentración de trabajadores a las puertas de la Asamblea termina con lanzamientos de tuercas y petardos

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La concentración de trabajadores de las empresas BP Solar, IVECO Pegaso y ArcelorMittal que se celebró hoy en la Asamblea de Madrid terminó con lanzamientos de tuercas y petardos, altercados que llevaron a los servicios de seguridad de la Cámara a cerrar las puertas de la calle Pablo Neruda por precaución.

La concentración se produjo con motivo de las preguntas que la oposición iba a realizar al Ejecutivo autonómico sobre la situación laboral de las empresas industriales en la región y ante los posibles Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) ante los que se van a ver expuestos sus trabajadores, que reclaman al Ejecutivo regional un Plan de Viabilidad.

Después de que los trabajadores fueran expulsados de la tribuna de invitados del hemiciclo y de que les siguieran los diputados de PSOE e IU, la concentración a las puertas de la Cámara de Vallecas subió de tono, y se llegaron a lanzar tuercas y petardos.

En el momento en que salieron los diputados, los trabajadores cruzaron la calle sobrepasando el lugar autorizado para la concentración, momento en el que por precaución, los servicios de seguridad de la Cámara cerraron las puertas del Parlamento madrileño después de que la Policía bloqueara la entrada.

El portavoz del PP, David Pérez, consideró muy grave "el lanzamiento de objetos contundentes" y que los diputados hayan abandonado el hemiciclo y dijo que entra en la dinámica del PSOE de "boicotear" como los del 2 de Mayo, o del 11-M.

Pérez dijo que ahora se trata de un pleno y apuntó que van a tomar medidas. De momento, trasladarán a los órganos de la Cámara "la necesidad de que los grupos no incurran en estos graves hechos y no hagan lo que han hecho hoy: abandonar el pleno y que estén ahí apoyando conductas como estas".

Así, desde el PP indicaron que el artículo 494 del Código Penal establece que "incurrirán en pena de prisión de 6 meses a un año o multa de doce a 24 meses los que promuevan, dirijan o presidan manifestaciones u otra clase de reuniones ante las sedes del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea Legislativa de Comunidad Autónoma, cuando estén reunidos, alterando su normal funcionamiento".

APOYO A LOS TRABAJADORES

Mientras, la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, indicó que lo que hacen es "apoyar a unos trabajadores que se están jugándose su puesto de trabajo, su pan y el de su familia", y que han visto que "el Gobierno de Esperanza Aguirre es el único de los Gobiernos que no mueve un dedo para adoptar medidas de compromiso para garantizar los puestos de trabajo de empresas emblemáticas".

"Hemos pretendido evitar que se produzca un enfrentamiento y fuerzas de seguridad. Hemos salud a hacer un papel de mediación para tranquilizar al máximo posible la situación creada", aseguró y reclamó al PP que deje de provocar.

Menéndez dijo que están asistiendo como "el PP no adopta ninguna decisión en relación a sus tres diputados imputados con fianzas cercanas al millón de euros" por estar inmersos en la trama Gürtel. "Creo que el PP debe hacer una reflexión de la responsabilidad que puede pedir a trabajadores que están en riesgo sus puestos de trabajo cuando están viendo que hay diputados del PP implicados en una trama económica que siguen sentándose en los escaños de la Asamblea", aseguró.

Preguntada por el Código Penal, indicó que no son los responsables de los trabajadores pero que no van a esconder su solidaridad con los trabajadores afectados.