La consejera canaria de Sanidad se muestra dispuesta a "dialogar" con los sindicatos y convoca una mesa sectorial

Roldós advierte de que "con el dinero que hay se deben establecer prioridades"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, se mostró hoy dispuesta a "dialogar" con los representantes de los médicos de Atención Primaria que ayer secundaron un paro de 15 minutos en protesta por la falta de personal en el sector, al tiempo que anunció una mesa sectorial la próxima semana con los sindicatos.

En la presentación de la campaña divulgativa con motivo del Día Mundial sin Tabaco 2009, Roldós aseguró que el seguimiento ayer del paro en los centros de Atención Primaria del archipiélago fue del 16,97 por ciento.

Afirmó que su departamento sigue con una "actitud absolutamente negociadora", así como la Consejería es "absolutamente conciente de que se vive en la mayor crisis mundial de los últimos 70 años, con la cifra de paro más alta de la UE en España, con una destrucción de puestos de trabajo importantísima", que se suma a que los ingresos de cualquier institución "están disminuyendo".

Roldós añadió que, ante dicha limitación en los ingresos para elaborar los presupuestos, el Ejecutivo regional establece "prioridades", que su Consejería ha centrado en "la capacidad formativa" y, por ello, se "ha aumentado el número de plazas MIR a formar y ya son 303 plazas MIR las que financia" la Comunidad Autónoma, que se encarga también de la oferta de trabajo a los MIR que terminan su formación, que este años son 186, más 24 matronas, más 9 enfermeros especialistas en salud pública, explicó.

"ES EL MOMENTO DE LA SOLIDARIDAD"

"Les ofertamos un puesto de trabajo en la sanidad canaria porque Canarias y el resto de España somos deficitarios en profesionales", admitió la consejera.

En su opinión, "es el momento de la solidaridad". "Con el dinero que hay tenemos que establecer prioridades y ser solidarios. Hay muchos canarios que no tienen empleo y tenemos que ser absolutamente rigurosos a la hora de establecer prioridades en Sanidad", aseveró.

Así pues, se mostró dispuesta "a dialogar con los representantes de los trabajadores todo el tiempo que haga falta", pero dejó claro que la "limitación no es otra que un marco presupuestario en una época de crisis económica gravísima".