La demolición de fachadas de edificios de la Expo concluirá en junio y en septiembre la remodelación interior

ZARAGOZA, 30 (EUROPA PRESS)

La demolición de las fachadas de los edificios de la Expo 2008 concluirá el próximo mes de junio y la remodelación interna para la posterior conversión en el Parque Empresarial finalizará hacia el mes de septiembre.

Estas son las fechas avanzadas hoy por el director general de Construcciones de Expo Zaragoza Empresarial, Eduardo Ruiz de Temiño, durante una visita a las obras. En esta primera fase de demolición ya han desaparecido las fachadas de todos los edificios Ronda (que ocupaban los países participantes desde Marruecos hasta México).

Una vez retiradas las fachadas se procederá al derribo de los tabiques e instalaciones interiores. También se realizará una demolición parcial de la cubierta y los forjados intermedios de modo que se habilitará una calle central, de 8 metros de ancho, que partirá longitudinalmente los tres edificios Ronda.

Paralelamente a esta zona también se actúa en la urbanización del frente fluvial, el desmontaje de las plazas temáticas y en los sótanos que albergarán 1.700 plazas de aparcamiento. Estas actuaciones tienen un presupuesto de 16 millones de euros y emplean a 80 trabajadores que a partir de julio se incrementarán con el inicio de la segunda fase de reestructuración interna de los edificios.

Esta segunda fase tiene un coste de 150 millones de euros y se baraja la segunda quincena de mayo para sacar a licitación el proyecto de reestructuración de los edificios. Los primeros que se concluirán serán los Ronda, hacia diciembre de 2010, y a mediados de 2011 estarán terminados los denominados Actur (pabellones de Autonomías) que está comprometido por el Gobierno de Aragón.

En esta misma fecha estarán terminados los edificio Ebro (denominados cacahuetes centrales) que se dedicarán a servicios que albergue el Parque Empresarial, como farmacia, guardería, zonas de restauración, entre otros.

PARQUE EMPRESARIAL DE 164.000 METROS CUADRADOS

En total el recinto del futuro Parque Empresarial dispondrá de 164.000 metros cuadrados, de los que 50.000 metros cuadrados están reservados por el Gobierno de Aragón, 20.000 metros cuadrados se dedicarán a zona comercial, aunque se pueden reservar hasta 40.000 metros cuadrados en función de la demanda y el resto es zona comercial y municipal (frente fluvial).

Respecto a las operaciones de venta espacios, Ruiz de Temiño reconoció que "hay interés, pero el momento no es el mejor. Es de los peores momentos para la actividad inmobiliaria". En cuanto al acuerdo suscrito recientemente por la sociedad estatal y el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API,s) dijo que "todavía no se ven efectos palpables", pero confío en que la superficie adquirida por el Gobierno de Aragón "será un atractivo para las empresas de servicios".

Según sus cálculos el futuro Parque Empresarial podría albergar unos 10.000 trabajadores pertenecientes a unas 150 empresas, que podría variar en función de las necesidades de superficie que oscilan entre los 8.000 metros cuadrados (como la empresa de seguros DKW o la empresa de enseñanza Master D) y los cien metros cuadrados que precise otro tipo de empresa.