La Denominación de Origen Cariñena ensaya una técnica ecológica contra la polilla de racimo

ZARAGOZA, 23 (EUROPA PRESS)

La Denominación de Origen Cariñena ensayará una técnica ecológica contra la polilla de racimo para sustituir a los insecticidas contaminantes. La iniciativa partió del Gobierno de Aragón y lo financia Bodegas San Valero y Gran Ducay.

Los detalles de este proyecto se han dado a conocer esta semana en una reunión informativa celebrada en el salón de actos de la D.O. En ella participaron José Luis Mainar, vicepresidente del Consejo Regulador; Félix Báguena, presidente de Grupo BSV; Julio Fortanete, jefe del Servicio de Plagas del Gobierno de Aragón; el técnico Julio Prieto, y Jesús Isiegas, del ATRIA de la Denominación.

El proyecto consiste en la creación de un área de control de la polilla de racimo mediante nuevas técnicas de confusión de la plaga con feromonas. Se trata de la hormona sexual con la que se relacionan los insectos. Sintetizada en laboratorio, se difunde a través de unos alambres por la superficie de viñedo de tal forma que impide que los machos fecunden a las hembras.

Así, de una forma inocua y ecológica se consigue el mismo resultado que con tratamientos fitosanitarios que, aunque más económicos, producen contaminación y otros efectos negativos.