La DGT duplicará el número de controles en carreteras secundarias


La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha a partir de hoy y hasta el próximo día 27 una nueva campaña de vigilancia de la velocidad en las carreteras secundarias. El año pasado el 78 por ciento de los accidentes mortales y de las víctimas se produjeron en este tipo de vías (murieron 1.706 personas en 1.499 accidentes), y la velocidad estuvo presente en la cuarta parte de estos siniestros, en los que perdieron la vida 502 personas.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil duplicarán los controles, estableciendo servicios de vigilancia en casi 2.000 tramos de carreteras con los 264 radares móviles de que dispone, con el objetivo de controlar, aproximadamente, a 1,5 millones de vehículos.

Disminuir más la velocidad

La medida irá acompañada de una campaña de concienciación que se realizará en los medios de comunicación y en la que se recuerda a los conductores que el exceso de velocidad es la principal causa de los accidentes mortales y heridos graves que se producen en carreteras secundarias.

No obstante, desde 2003, el porcentaje de accidentes en los que se apreció velocidad inadecuada ha descendido tres puntos, tanto en autopista-autovía, como en carretera convencional. Además, la velocidad media de los conductores continúa disminuyendo -se ha pasado de 116,7 kilómetros por hora en 2005 a 114 en 2007- y el número de vehículos detectados por radares a más de 140 también se ha reducido.

Los responsables de Tráfico están convencidos de que el plan de radares fijos (2005-2007), que finalizó con la instalación de 521 puntos fijos de control de velocidad (la mitad de ellos en secundarias), los 264 radares móviles y el aumento de agentes en las carreteras está ayudando a que la velocidad media siga disminuyendo.

Multas de entre 90 y 600 euros

Además, el carné por puntos y la reforma del Código Penal está modificando el comportamiento de los conductores, según la DGT, que cree que este cambio se refleja en las campañas de velocidad que realiza periódicamente, donde el porcentaje de vehículos denunciados sigue descendiendo.

La DGT advierte de que la ley de seguridad vial y el reglamento general de circulación tipifica como infracción grave o muy grave el exceso de los límites de velocidad que castiga con multas de 90 a 600 euros.

El Código Penal establece penas de prisión de tres a seis meses o una multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 y 90 días y, en cualquier caso, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores entre uno y cuatro años”.