La Diputación asegura que no será un "obstáculo" para la supervivencia del Alavés, pero "no se perderá dinero público"

VITORIA, 30 (EUROPA PRESS)

El diputado de Hacienda de la Diputación de Álava, José Luis Cimiano, aseguró hoy que el ente foral "nunca será un obstáculo" para la supervivencia del Alavés, pero que "no se pueden tomar decisiones que hagan perder dinero a las arcas públicas".

En rueda de prensa, Cimiano afirmó que lo "lógico" es que la resolución de la asamblea que tiene como objeto la aprobación o no de la reducción de la deuda de club "se produzca tras finalizar el campeonato", una vez se sepa si el Alavés mantiene la categoría, ya que, de no hacerlo, "el planteamiento cambia radicalmente".

El diputado de Hacienda explicó de este modo la decisión de la Diputación de Álava de solicitar al Juzgado de lo Mercantil que aplace la junta de acreedores del próximo 12 de mayo, ya que, "si el club desciende, la viabilidad del proyecto estaría más que en entredicho".

La Asamblea tiene como objetivo decidir la aprobación o no de la rebaja de la deuda del Alavés de casi 25 millones de euros a menos de 12,5 millones, siendo el ente foral el primero de los solicitantes con casi once millones de euros pendientes de cobrar.

Para la Diputación, el descenso implicaría un detrimento "muy importante" en los derechos de televisión y en el número de socios, pese a lo que "si el plan sigue teniendo viabilidad y se asegura un sustento" se mantendría el convenio entre Alavés y Diputación, explicó Cimiano.