La Diputación de Cuenca y el Obispado provincial destinan 960.000 euros a la recuperación de 55 edificios religiosos

CUENCA, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación provincial de Cuenca, Juan Ávila, y el obispo de Diócesis de la provincia, José María Yanguas renovaron hoy el convenio de colaboración para la recuperación y mejora de 55 edificios religiosos --46 iglesias y 9 casas parroquiales--, que contempla una inversión total de 960.000 euros, financiados al 50 por ciento por cada una de las partes.

El acuerdo tiene vigencia anual y durante la firma estuvieron presentes la vicepresidenta primera y diputada de Obras y Asuntos Generales, Carmen Torralba y el responsable de la Diócesis en materia de Patrimonio, Vicente Malabia, informó la Diputación provincial en nota de prensa.

El convenio entre ambas instituciones lleva en vigor desde el año 2000 y, a lo largo de estos años, ha permitido intervenir en un total de 549 inmuebles religiosos --iglesias y casas parroquiales--, con una aportación total por parte de la Diputación Provincial de Cuenca de 4.328.410,36 euros.

La firma del nuevo convenio supone un nuevo ejemplo de colaboración institucional que permite contribuir a la conservación y mejora de unos inmuebles de elevado valor religioso, social y cultural. De hecho, muchos de ellos forman parte del inventario de bienes históricos que atesora la provincia. Además, va a hacer posible la contratación de profesionales de la construcción en una época de dificultades económicas.

El presidente de la Diputación, Juan Ávila, destacó que la voluntad de la institución provincial es "seguir colaborando con la Diócesis en la recuperación de una parte importante de nuestro patrimonio como es el religioso".

"En muchos pueblos el edificio más emblemático es la iglesia o la ermita y he podido comprobar el cariño que los vecinos sienten por esa parte de su historia. Por tanto, la Diputación no puede ser insensible a esta realidad y tiene que colaborar en iniciativas como ésta", argumentó.

Por su parte, el obispo de la Diócesis, José María Yanguas, no dudó en calificar el convenio como "fundamental" desde el punto de vista de la conservación del patrimonio, al tiempo que agradeció "la regularidad demostrada desde un principio y el funcionamiento ágil y eficaz de este convenio "que me parece especialmente útil y eficaz para los pueblos más pequeños, que son los más necesitados".

El convenio contempla una aportación máxima de 30.000 euros por actuación y se destina, principalmente, a labores como mejora de cubiertas, solados, consolidación de paramentos, eliminación de humedades o acondicionamiento de instalaciones eléctricas.