La empresa Acre Ambiental será la encargada de ejecutar la segunda fase del estudio del Mapa de Ruidos de Murcia

El mapa permitirá determinar la exposición de la población al ruido, establecer áreas acústicas y llevar a cabo planes de acción

MURCIA, 6 (EUROPA PRESS)

El municipio de Murcia contará con un completo Mapa de Ruidos tras la realización de la segunda fase de este proyecto, que llevará a cabo la empresa Acre Ambiental y en la que le Ayuntamiento invertirá 95.000 euros, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

De este modo, tras la elaboración del estudio en el casco urbano y pedanías limítrofes, ahora es el turno de actualizar los mapas de estas 16 pedanías y elaborar el de las restantes 38. Así, "Murcia contará con un valioso instrumento de gestión ambiental, como base para plantear actuaciones de lucha o prevención contra la contaminación acústica, además de adaptarse a la Normativa Europea", indicaron las mismas fuentes.

Y es que, el Mapa de ruidos permitirá determinar la exposición de la población al ruido ambiental, establecer áreas acústicas, poner a disposición de la población la información sobre el ruido ambiental y sus efectos y adoptar planes de acción con vistas a prevenir y reducir el ruido ambiental.

En la primera fase, la empresa llevará a cabo una evaluación previa y análisis de la información necesaria para el desarrollo de los trabajos.

Esta fase tiene como finalidad la realización de un primer diagnóstico de las zonas de estudio, analizándose las peculiaridades de la zona de estudio desde el punto de vista acústico e identificándose las fuentes de ruido existentes en cada uno de los núcleos urbanos.

Así, en cada una de las calles y vías de tráfico, se determinarán los tramos con condiciones acústicas diferentes, es decir, de distinta intensidad de circulación durante el día, la proporción de vehículos ligeros y pesados, velocidad media, diferentes condicionantes físicos -número de carriles, altura de edificios, aparcamientos, existencia de pantallas acústicas, tipo de rodadura, ancho de vías de circulación y aceras, islas centrales, pendiente de la vía-.

En función de todo ello se elaborará un Plan de Trabajo Definitivo estableciendo un calendario para la ejecución de los diferentes trabajos a realizar y la definición detallada de la metodología a seguir en cada caso.

Por otro lado, en segunda fase se producida la recogida de información y tratamiento informático.

Respecto a la tercera fase, el Ayuntamiento de Murcia explicó que se obtendrán los mapas estratégicos de ruido y datos asociados de la zona de estudio considerada para cada fuente de ruido, el tráfico rodado, el ferroviario y fuentes industriales (según lo visto en las fases anteriores), y se analizará también la contribución de los grandes ejes con la obtención de su correspondiente mapa de ruido.

Por último, en la cuarta fase, se realizará un diagnóstico de la contaminación acústica de las zonas estudiadas y, en base a todo ello, se propondrán recomendaciones previas al Plan de Acción con la determinación de acciones que se consideren prioritarias para corregir los problemas derivados del ruido en las diferentes zonas de estudio.

Una vez que esté finalizado el mapa de ruidos se someterá a información pública. El Ayuntamiento informó de que la empresa Acre Ambiental tendrá un plazo de ejecución de los trabajos de 12 meses.

Y es que, el Servicio de Protección Ambiental ha venido efectuando, desde 1995, mediciones de los niveles de ruido durante los periodos diurno y nocturno en las calles del municipio de Murcia, para conocer los niveles de ruido a los que está sometida la población.